Las relaciones de pareja son bastante variadas, pero hay algo que tienen en común y es que no siempre pasan por su mejor momento y, en ocasiones, pueden presentarse crisis por diferentes motivos.

Las relaciones de pareja son relaciones interpersonales, esto quiere decir que nuestras creencias y nuestra manera de comportarnos van a ser determinantes para saber si va a ser satisfactoria o no.

Ahora, siempre es posible darle solución a muchos de los problemas que se suelen presentar, para conseguir que la estabilidad vuelva a estar presente en el seno de la relación.

Obviamente, para ello, se requiere voluntad, y en algunos casos, sobre todo en los más graves, puede ser de ayuda ir a un psicólogo.

Es importante aclarar que no es extraño que las parejas encuentren baches en su camino, debido a que cada miembro de la relación tiene su manera de pensar y de comportarse.

Por ende, en ocasiones, puede ser necesario debatir y llegar al consenso para gozar de una buena compañía. Básicamente, toda relación tiene sus altibajos, y son aquellas parejas que saben cómo manejar los conflictos y son conscientes de cuidar las necesidades del otro las que perduran.

Ahora pasando a los problemas que se suelen presentar en una pareja, los más comunes son los de comunicación.

Recuerda que, las parejas, deben aprender a manejar los conflictos porque saben cómo comunicarse. Entonces, el diálogo es esencial si se quiere mantener la relación, de hecho, es uno de sus pilares básicos, debido a que permite mantener el proyecto de vida en común que ambos iniciaron.

En caso de que uno de los miembros no tenga la suficiente empatía y no sea capaz de entender al otro, o si no tiene la capacidad de expresar sus opiniones de manera asertiva, es complicado que pueda funcionar una relación.

En convivencia también se pueden presentar problemas, y eso se debe en parte a que se tienen expectativas irreales sobre lo que será vivir con esa persona y compartir el mismo espacio durante horas.

Debido a estas falsas creencias, pueden florecer los conflictos. Recuerda que en la convivencia siempre es necesario negociar, ceder y llegar a acuerdos.

Por otro lado, tenemos los problemas sexuales, ya que cuando hay poca armonía en las relaciones íntimas los conflictos en la relación de pareja se incrementan. Esto se debe a que afecta a la expresión de la afectividad y a la estabilidad de la relación. Las relaciones sexuales ayudan a que la pareja se sienta unida y querida.

Entre los problemas sexuales que puedan afectar no solamente al individuo que lo sufre sino a su compañero o compañera son la eyaculación precoz, disfunción eréctil, falta de deseo sexual, anorgasmia, falta de deseo, vaginismo y dispareunia.

Para tratar los problemas de intimidad, los potenciadores sexuales pueden ayudar, aquí te dejamos un artículo Online donde puedes encontrar más información sobre ellos.

Los problemas fuera de la pareja, también pueden causar estragos en la relación. Por ejemplo, cuando uno de los dos se siente estresado por el trabajo, es posible que esto se note en casa. El exceso de trabajo o la falta de este, horarios estrictos, inseguridad laboral, malas relaciones con compañeros, etc., todo esto puede generar problema en la relación de pareja.

Las dificultades económicas también pueden generar problemas en una relación, la incapacidad de tener estabilidad económica familiar hace que sea difícil visualizar el futuro. En este caso, los conflictos se presentan de manera frecuente.

Otro problema que puede presentarse en las parejas es la monotonía, la cual suele surgir cuando los dos miembros llevan mucho tiempo juntos.

En estos casos, es necesario tomar medidas para evitar que esto suceda, y esto se puede hacer en el terreno sexual, de hecho, los expertos recomiendan probar nuevas experiencias para evitar que la llama se apague.

Estos son solo alguno de los problemas que se pueden dar en una relación de pareja, existen muchos aspectos más a considerar como las decepciones, la dependencia emocional, tener un futuro incierto, los hijos, problemas con la familia de la pareja, eventos traumáticos, diferencias en los valores fundamentales, infidelidad etc.

Todos estos problemas pueden estar presente en una pareja, y en la mayoría de los casos se pueden solucionar.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario