Los gastos no suelen venir cuando nos viene mejor pagarlos, sino de forma aleatoria e inesperada. Por ello, quien más quien menos, todos hemos pensado alguna vez en la posibilidad de solicitar un préstamo.

Actualmente, hay muchas opciones de préstamos en Madrid, desde las más rápidas y caras con requisitos bajos, hasta otras algo más lentas, pero con intereses bastante más bajos y, a la vez, requisitos más exigentes.

Para encontrar a estos prestamistas, hay varias posibilidades:

Oficinas y establecimientos físicos

Es el método más tradicional e intuitivo. Simplemente paseando por las calles de Madrid, verás oficinas de entidades financieras y puedes entrar en ellas a informarte sobre préstamos.

Quizá sea un método con fecha de caducidad porque las entidades tienden a reducir su número de oficinas y a forzar a los usuarios a contratar los servicios online o por teléfono.

Publicidad en carteles

Si te fijas en las paredes de la ciudad, en muchos sitios se pueden ver anuncios de personas que se ofrecen para limpiar casas, pasear perros y… ¡conceder préstamos!

Es un método poco ortodoxo, pero que algunas veces funciona. Sin embargo, si vas a confiar en un prestamista que has encontrado de esta manera, debes poner especial cuidado en asegurarte de que estás relacionándote con alguien legítimo.

Webs financieras

En las webs financieras puedes encontrar reseñas de prestamistas y conocer un poco sus productos. La ventaja es que normalmente las empresas que trabajan con estas webs les pagan una comisión, de modo que demuestran cierta fiabilidad (es muy poco común que un estafador dé el paso de invertir dinero en su estafa). La desventaja es eso mismo, ya que las recomendaciones que hacen suelen estar influenciadas por dicha comisión.

Publicidad en buscadores y redes sociales

Aunque tanto los buscadores como las webs de redes sociales se esfuerzan por controlar la publicidad que ofrecen, lo cierto es que tienen muchos sistemas automatizados y no lo controlan todo, de modo que los prestamistas que se encuentran en esta publicidad, no siempre son fiables.

En todo caso, si inviertes un poco de tiempo en asegurarte de la legitimidad del prestamista, puede ser una manera tan buena como cualquier otra.

Comentarios en blogs y redes sociales

Cualquier empresa puede tener un community manager y promocionarse de forma legítima en comentarios de blogs y redes sociales. Sin embargo, muy habitualmente los comentarios que se ven tienen faltas de ortografía, ofrecen préstamos sin requisitos y tienen algunos otros indicadores de que se puede tratar de un timo. De nuevo, es esencial investigar con quién se está tratando.

Último consejo

No adelantes dinero antes de obtener el préstamo o, si lo haces, debes tener muy claro que estás tratando con una empresa fiable y el servicio que estás pagando. Los timadores siempre te tratarán de persuadir para hacer un pago que «libere» el proceso de concesión de préstamo, pero una vez que les pagas, desaparecen y pierdes tu dinero.

Por otro lado, algunos brókers de préstamos te cobran por ofrecerte alternativas de préstamo. Aunque es un servicio legítimo, en muchos casos puedes encontrar lo mismo en la mayoría de comparadores de préstamos que hay en internet sin necesidad de pagar nada.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario