Johan Manuel González Rodríguez

La crisis sanitaria está generando repercusiones económicas en España en todos los sectores, especialmente en el turismo y la hostelería, cuyos empresarios exigen mayor claridad en las medidas y mayor financiación para evitar echar definitivamente la persiana, ya que, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, se han visto obligados a suspender y limitar sus actividades.

Sin embargo, muchos organismos del estado también se están viendo afectados por el parón y la implantación de nuevas medidas preventivas para evitar los rebrotes como es el caso de las oficinas de expedición del DNI.

Según datos oficiales de la Policía, hay unos 45 mil documentos por expedir, que se suman a los 22 mil que de manera ordinaria se expiden de media cada mes en las oficinas de todo el país.

Una de las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros, el pasado 17 de marzo, fue aprobar el Real Decreto-ley 8/2020, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de la COVID-19 que estableció una prórroga de un año en la validez de los DNI que caducaran desde la entrada en vigor del estado de alarma. No obstante, la Dirección General de la Policía indica que, a pesar de que la validez de estos documentos puede ser ampliada, es recomendable acudir a renovarlos, sobre todo si viajamos a un país de la Unión Europea.

Ante esta situación, uno de los sindicatos policiales, el Sindicato Profesional de Policía (SPP), ha solicitado a la dirección del Cuerpo que ponga en marcha un «plan claro, serio y realista» ante el colapso que sufren las oficinas de expedición del pasaporte y del DNI en el comienzo de la reapertura de sus actividades, considerando «imprescindible», la necesidad de poder contar con más empleados públicos e impulsar una mejora de los sistemas informáticos que reduzcan los tiempos de espera y agilicen las expediciones, que había sido interrumpida durante el estado de alarma.

La instrucción es que no se atenderá a ningún ciudadano sin cita previa, por lo que las urgencias para la renovación del DNI tendrán que ser muy justificadas por sus solicitantes para que las autorice el jefe del Negociado en cada oficina de expedición.

En caso de haber obtenido la cita previa, el proceso de renovación ordinaria del DNI tendrá una duración aproximada de doce minutos y la documentación a presentar sería la siguiente:

  • Una fotografía reciente.
  • El DNI anterior
  • Certificado de Empadronamiento, en caso del cambio de domicilio.
  • Tasa de pago por expedición: 12 euros

En cada dependencia policial habrá un agente controlando el acceso, que tendrá el listado de citas del día e irá apuntando los asistentes para que el servicio fluya permanentemente en condiciones de seguridad y se respeten las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Recordar que todos los ciudadanos deben acudir puntualmente a su cita, provistos de mascarilla, con el importe exacto en metálico de la tasa (12 euros el DNI y 30 el pasaporte) y de forma individual, salvo para expediciones a menores o personas que necesiten acompañamiento.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

1 Comentario

  1. Muy buen Artículo, cada vez que quiero llamar para el DNI, nunca encuentro cita.
    Siempre tengo que esperar para que me den cita para el DNI

Deja un comentario