Agentes de la Policía Nacional han detenido a una pareja rumana por trata de seres humanos con fines de explotación sexual y prostitución de una víctima en el polígono empresarial-colonia Marconi de Madrid.

En la operación ha sido detenida una pareja acusada de obligar a la mujer liberada a entregar 500 euros diarios sin poder abandonar la prostitución hasta que no los consiguiera.

La víctima fue engañada por su propia hermana para que viniera a España a trabajar como camarera y tras llegar a Madrid fue encerrada, golpeada y amenazada para ejercer la prostitución.

Gracias a una llamada al Servicio de Víctimas de Trata de Seres Humanos la Policía Nacional pudo liberar a la víctima de su situación. En la operación han colaborado las autoridades rumanas y la Agregaduría de Rumanía en España

La investigación se inicia al recibir una llamada anónima al Servicio de Atención de Víctimas de Seres Humanos. Gracias a la información obtenida la Policía Nacional detuvo a una pareja rumana por trata de seres humanos con fines de explotación sexual, delitos relativos a la prostitución y detención ilegal y se recuperó la tarjeta de identidad de la víctima, que la pareja le tenía retenida.

Engañada por su propia hermana

La víctima fue engañada por su propia hermana para que viniera a España a trabajar como camarera, si bien cuando llegó a Madrid se percató del verdadero propósito de su viaje, al ser golpeada, amenazada y encerrada bajo llave para que se prostituyera en el polígono empresarial Colonia Marconi.

Los precios de los servicios sexuales –que no podían durar más de diez minutos- eran entre veinte y treinta euros, lo que le exigían hacer un gran número de servicios para poder reunir los 500 euros diarios que debía entregar a los detenidos, pues hasta que no los consiguiera no podía abandonar la calle.

Cada vez que terminaba un servicio debía llamar a los detenidos, quienes la controlaban constantemente y le impedían hablar con cualquier persona que no fueran sus clientes. Le instruyeron también para que dijera a la policía, en caso de que le preguntaran, que estaba allí por voluntad propia para mantener a su hija.

Colaboración ciudadana contra la trata

Gracias a la llamada telefónica al Servicio de Víctimas de Trata de Seres Humanos la Policía Nacional ha liberado a la víctima de la situación inhumana que estaba sufriendo. Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual.

La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 105 090, disponible las veinticuatro horas del día y que no deja rastro en la factura de teléfono, a través del cual se pueden dirigir las víctimas de trata de seres humanos o cualquier ciudadano que tenga conocimiento de un posible caso de esta actividad delictiva.

Gracias a este número de teléfono, se han producido 5243 contactos entre el 1 de julio del año 2021 y el 30 de junio de este 2022. También, para facilitar la colaboración ciudadana, se puede contactar con la Policía Nacional para informar sobre este tipo de delitos de una forma completamente anónima y confidencial a través del correo [email protected]

Entre el 1 de julio de 2021 y el 30 de junio de este año 2022, la Policía Nacional ha llevado a cabo un total de 1.613 investigaciones por los delitos de trata de seres humanos y por explotación –sexual o laboral-, en las que han sido detectadas 11.110 víctimas, se ha detenido a 1440 personas e investigado a 6748 relacionadas con este tipo de delitos.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario