Cine madrileño: «Los inocentes», caleidoscopio milenial

Se celebra un concierto en un centro social. La policía llega para disolverlo, los jóvenes reunidos la reciben a pedradas, con tan mala suerte que uno de los proyectiles alcanza y mata a un agente. 

La película «Los inocentes», con la que debuta en la realización el madrileño de 37 años Guillermo Benet, uno de los directores licenciados en guión por la ECAM (Escuela del Audiovisual y el Cine de la Comunidad de Madrid), que está llenando el paisaje cinematográfico de nombres nuevos, llega acompañado de sendos premios conseguidos en los festivales Márgenes y Cine europeo de Sevilla. Benet es autor de los cortometrajes «Kisses» y «Les vimos reír y creímos que era de felicidad».

Protagonizada por Pablo Gómez-Pando, Violeta Orgaz, Pilar Bergés, Raúl de la Torre, Susana Abaitua y Olivia Delcán, es una historia coral narrada desde los puntos de vista de todos sus personajes sobre el silencio, el dilema moral, la cobardía y la culpa. 

Unos saben y otros intuyen quien tiró la piedra. El director, Guillermo Benet, asegura que al escribir el guión su intención era «entender al ser humano en un contexto en que se mezclan la culpa, el fracaso y la negación». No sé si lo ha conseguido. Yo no les he entendido muy bien, pero lo achaco al aspecto formal de la película, esa especie de rompecabezas cuadrado a base de primerísimos planos medio en penumbra.

Por eso, por mi ignorancia, acepto que lo que le ha salido es un «retrato agónico» de su generación, y una fotografía múltiple de «la soledad del ser humano». Aquí coincidimos: si es cierto que todos nacemos y morimos solos, también lo es que permanecemos solos la mayor parte de nuestra vida, solos en soledad y también solos en sociedad. Y no le ocurre solo a la generación de los milenials, los que ya no ocultamos las canas ni con todo el tinte del mundo también padecemos esa soledad que nos viene de fábrica.

«Los inocentes» se estrena en las salas este viernes, 12 de marzo de 2021,

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario