«Chaos Walking», y caos de película

«Al parecer, la historia funcionó muy bien en libro, pero en película es espantosa» (Kevin Maher, Times)

«Chaos Walking», basada en la trilogía  best seller del escritor estadounidense Patrick Ness, maestro de la ciencia ficción más actual, es una aventura futurista dirigida por Doug Liman (‘El caso Bourne’) y protagonizada por Tom Holland (‘Spider-Man’, ‘Lejos de casa’, ‘Z, la ciudad perdida’), Daisy Ridley (‘Asesinato en el Orient Express’, ‘Star Wars: el ascenso de Skywalker’), Nick Jonas (‘Midway’, ‘Jumanji’), Mads Mikkelsen (‘Casino Royal’) y Cynthia Erivo (‘Viudas’), que se estrena este viernes 30 de abril de 2021.

En un futuro no muy lejano, las mujeres han desaparecido. En el Nuevo Mundo de Todd Hewitt (Tom Holland) han desaparecido las mujeres, solo hay hombres afectados por el Ruido, una fuerza misteriosa que revela sus pensamientos. Cuando la joven Viola se estrella en su planeta y se ve amenazada, Todd jura protegerla, pero tendrá que revelar su fuerza interior y descubrir los oscuros secretos de su mundo. 

Absolutamente falta de interés, el caos del título parece haber afectado a toda esta distopía insípida, situada en otro planeta y en el año 2257,  cargada de «referencias a todas las épocas, del western a la conquista del espacio, pasando por la Edad Media», según reza la crítica de un diario canadiense, que la ha mirado con interés ya que está rodada en Montreal, y que yo suscribo.

Convencida de que mi crítica es cualquier cosa menos objetiva, soy muy consciente de lo poco que me seducen este tipo de historias, estoy segura de  que «Chaos Walking» – retrato de  una sociedad misógina a la fuerza- encontrará a su público, que existe. Hay una legión de fans incondicionales del género que se van a prestar a la reflexión sobre la masculinidad que propone  esta especie de relato de colonización, post-apocalíptico y  ecológico.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario