La Confederación General del Trabajo (CGT) informa de que la dirección de la empresa Sitel Ibérica Teleservices procederá a tramitar procedimiento de despido colectivo (ERE) basado en causas económicas, productivas y organizativas en Sevilla, Madrid y Barcelona y, de forma simultánea, un ERTE por causas derivadas de la COVID-19, que afectará al personal de las campañas de Iberia y Vueling que se prestan desde los centros de Sevilla y Barcelona.

CGT denuncia que esta multinacional del sector, una de las principales a nivel internacional, que controla la familia Mulliez, (Auchan, Decathlon, Leroy Merlin…), se aprovecha de lo peor de la reforma laboral y los beneficios de la legislación excepcional frente a la pandemia «para limpiar su plantilla de las compañeras y compañeros que conservan derechos, a los que sustituye periódicamente por personas con contratos precarios», tal y como demuestra que, a la vez que comunican este procedimiento, siguen contratando personal a través del portal infojobs.

CGT ha interpelado a la empresa por las malas formas de su comunicación y los defectos formales que debe corregir, entre ellos que quiere obligar a negociar a través de videoconferencia, un método que debe ser acordado entre las partes, cuando se mantienen centenares de personas trabajando de forma presencial en su centro de Sevilla, el más grande de la multinacional en España.

CGT considera «absolutamente injustificado» un nuevo despido colectivo de cientos de trabajadoras y trabajadores en un sector, el de telemarketing, caracterizado por la precariedad laboral pero que está creciendo con la pandemia por desempeñarse de manera no presencial ya que su personal atiende a los clientes a distancia por medios telemáticos. 

La dirección de la empresa, asesorada por abogados laboralistas de Deloitte, ha convocado a las organizaciones sindicales y a los comités de empresa provinciales de Sevilla, Madrid y Barcelona a una reunión «telemática» en la mañana del viernes 27 de noviembre 2020, para constituir la mesa negociadora de los dos procesos y comenzar la negociación que durará un mes.

CGT ya ha comenzado a movilizarse para no permitir que este plan se ejecute dada la falta de justificación de las medidas propuestas.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario