La Federación de Enseñanza de CC.OO. en Madrid exige al Gobierno de Madrid, en el inicio del nuevo curso escolar, el mantenimiento de la bajada de ratio que se aplicó en 2020, ya que ha sido clave para el éxito sanitario y educativo del anterior curso.

La iniciativa del sindicato se produce después de que el consejero de Educación, Enrique Ossorio, afirmara que la bajada de ratios es «imposible» de mantener, a pesar de haber recibido una aportación extraordinaria de quinientos millones para inversión educativa desde el Gobierno y de los Fondos Sociales Europeos.

Comisiones Obreras sostiene que los fondos europeos deben dedicarse a la contratación de profesorado y personal educativo para que sea posible mantener la bajada de ratios, ampliar la presencialidad y el refuerzo al alumnado en las aulas.

Y apunta que es inaceptable que, en plena pandemia, se inicie el curso sin medidas de seguridad suficientes y con cinco mil profesores menos que el curso pasado.

Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. Madrid, afirma que «es inexplicable que algo que funcione se desmantele», y que «la efectividad de las ratios bajas está más que probada» porque el curso pasado «los grupos burbuja mejoraron la calidad educativa y permitieron una vuelta segura a las aulas».

El 85 por ciento de los docentes, según una encuesta de la OCDE, creen que la bajada de ratios es una prioridad educativa. Hasta el gobierno de Díaz Ayuso, conocido por sus continuados ataques a la educación pública, sabe que hay consenso alrededor de este tema, que toda la comunidad educativa quiere bajada de ratios, «y lo ha incluido a su retahíla de promesas».

Isabel Galvín explica que «en lugar de caminar en esa dirección, el gobierno regional da un grandísimo paso hacia atrás: pretende empezar este curso con cinco mil docentes menos que el curso pasado, un recorte gravísimo de la plantilla que hizo posible la vuelta segura a las aulas el curso pasado».

Además, añade que si este curso se quiere ampliar la presencialidad (con medidas sanitarias) a segundo ciclo de ESO, Bachillerato, FP, EOI y Conservatorios, «no solo habría que mantener las contrataciones del curso pasado, sino ampliarlas con creces».

Galvín lanza la pregunta de qué va a hacer Ayuso con los quinientos millones de euros que recibirá su gobierno, y considera necesario crear una entidad independiente para asegurar que se invierten en la educación pública madrileña.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario