El sindicato de Sanidad de Comisiones Obreras (CC.OO) ha indicado hoy que el contrato de 805 mil euros por el que se entregará a Cruz Roja la campaña de vacunación en la Comunidad de Madrid contempla la disposición de doce equipos, formados por una enfermera y un TCAE en cada uno de ellos, mientras que, con ese dinero, el Sermas podría contratar durante seis meses (lo que dura el contrato), 28 enfermeras y 28 TCAE, más del doble de personal que aporta la empresa privada para suministrar las vacunas.

CC.OO. Sanidad Madrid considera vergonzoso que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso esté dilapidando el dinero de los fondos COVID-19 que recibe del Estado en:

  • Pagar a empresas privadas para la construcción de un hospital innecesario como el Enfermera Isabel Zendal, con un desvío presupuestario que supera los cien millones de sobrecostes.
  • En el hospital de campaña de Ifema que estuvo abierto poco más de un mes y tuvo una inversión millonaria.
  • La privatización de los ínfimos e insuficientes servicios de rastreo.
  • La adjudicación a empresas privadas de la realización de pruebas PCR y test de antígenos en la región.
  • La contratación de hoteles privados para alojar a enfermos de COVID mientras que en los hospitales públicos madrileños permanecen cerradas más de tres mil camas de hospitalización y cuidados críticos.
  • Y en el último episodio de privatización de la campaña de vacunación por el que se desembolsará casi un millón de euros.

Asimismo, CC.OO. denuncia que el Gobierno de Ayuso riega de dinero a las empresas privadas mientras abandona todos los eslabones de la Sanidad Pública y rescinde los contratos de los profesionales contratados para refuerzo COVID, entre los que se encuentran los que han sido traslados forzosos al hospital Isabel Zendal, si estos se han contagiado por el coronavirus.

El pasado 31 de diciembre, a los trabajadores del Sermas que tenían contrato de refuerzo y estaban de baja laboral por estar contagiados, no se les renovó.

El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) alega que no se puede hacer contratos temporales si alguien está de baja. Sin embargo, CC.OO. reclama, al tratarse de un accidente laboral y teniendo en cuenta el esfuerzo de este personal en el servicio prestado, que la Consejería de Sanidad haga reserva de estos contratos y se renueven e incorporen de nuevo, al menos, hasta el 30 de junio.

Suficiente o insuficiente

La Consejería de Sanidad, en la última reunión con los sindicatos del pasado 1 de diciembre, aseguró que con los contratos de refuerzo COVID que se iban a renovar hasta junio, había personal suficiente para cubrir la plantilla del nuevo hospital Zendal, afrontar la campaña de vacunación y mantener el nivel de calidad asistencial tanto en la Atención Primaria como en los hospitales públicos de Madrid. Sin embargo, a diez días de comenzar la vacunación, han privatizado el servicio.

Un mes después de la última comunicación oficial del Sermas, los hospitales temen por un inminente colapso con sus plantillas por debajo de las necesidades asistenciales. La Atención Primaria está saturada, sus profesionales extenuados y los Servicios de Urgencia de Primaria (SUAP) dependientes del SUMMA, están cerrados desde marzo 2020.

La campaña de vacunación masiva a la población de Madrid, en su dos primeras semanas, no llega a cuatro mil personas de los más de seis millones y medio de habitantes de la Comunidad de Madrid, sin que en Atención Primaria se haya gestionado ningún dispositivo para afrontar esta campaña y se haya optado directamente por privatizarla.

Todo esto ocurre, concluye CC.OO., mientras Madrid encabeza las listas con mayor número de contagios y fallecimientos por coronavirus del país.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario