CC.OO. advierte de la «angustiosa falta de equipos de protección» en geriátricos y ayuda a domicilio

Este personal presta atención a población de grupos de riesgo ante el COVID-19, por lo que la ausencia de equipamiento los convierte no solo en víctimas sino también en posibles transmisores de la enfermedad

0
35
Residencias de mayores, fotografía de archivo de asister.es
Residencias de mayores, fotografía de archivo de asister.es

El sindicato CC.OO. advierte desde Málaga que el personal que presta atención a las personas dependientes a través de los servicios de ayuda a domicilio, están ejerciendo su labor sin los mínimos equipos de protección individual (EPI) necesarios, por lo que podrían contagiarse del Covid 19, con la consiguiente propagación entre los más vulnerables a la enfermedad.

Las normas elaboradas por las autoridades sanitarias exigen que ese personal debe disponer de batas desechables, una por paciente, para evitar el contagio entre éstos y de ella misma. En ningún caso se debe atender a varios pacientes con la misma bata, ya que si se hiciera así, la persona que presta la ayuda a domicilio, facilitaría el transporte y contagio del Covid-19.

CC.OO. sostiene que, a pesar de dicha recomendación de las autoridades sanitarias, prácticamente nadie, entre quienes prestan el servicio, tiene batas, y sólo en algunos casos se puede disponer de mascarillas quirúrgicas y guantes desechables. De esta carencia, la organización sindical ha tenido conocimiento a través de personas usuarias y familiares que se han mostrado muy preocupadas por la situación.

CC.OO. considera una imprudencia que se continúe prestando el servicio en su totalidad, aumentando el riesgo para la salud de toda la población. Por ello, en aras de que la pandemia del Covid-19 no se siga extendiendo, piden que mientras continúen estas dificultades se establezcan servicios mínimos en las prestaciones de ayuda a domicilio (SAD), limitando la atención a casos imprescindibles en los que no puedan ser atendidos por familiares, con el fin de disminuir los riesgos mediante la reducción del número de personas atendidas.

Residencias de personas mayores

En relación a las residencias de menores, la organización sindical informa de que se vive también una situación de riesgo de contagio elevada, agravada por la decisión de las autoridades de que los usuarios permanezcan en dichas residencias en aislamiento.

La ratio de personal para el cuidado es muy baja, y no están preparados para atender debidamente esta situación de urgencia sanitaria. Dato significativo es que un auxiliar debe atender a veinte pacientes, por lo que las medidas de seguridad para evitar contagios deben extremarse, algo que en la actualidad no está ocurriendo.

Por todo ello, y para evitar un mayor aumento de contagio, la organización sindical exige que se tomen medidas para garantizar un suministro adecuado de equipos de protección individual para los sectores sociosanitarios.

Y advierte de que, de no cumplirse con esta petición, en los casos que sea necesario, se solicitará a la Inspección de Trabajo el cierre de los servicios, en aplicación de lo que dispone el artículo 21 de Ley de Protección de Riesgos Laborales para situaciones de riesgo grave e inminente para los trabajadores.

Y recuerdan que «el mayor riesgo está en el contagio a nuestros mayores, que por su alta vulnerabilidad deberían de ser dotadas de las medidas más idóneas y urgentes».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario