«Cartas a Roxane», otra vuelta de tuerca a Cyrano

El confinamiento nos está privando de muchas cosas. No así del cine. Muy al contrario, los diferentes canales de televisión parecen haber emprendido una carrera para rivalizar en cantidad y calidad de las películas que programan, y en las distintas plataformas de streaming encontramos hasta los últimos estrenos anteriores a la pandemia, e incluso algunas películas que lo tenían anunciado para estos meses.

Y nosotros, que disponemos de mucho más tiempo del que querríamos, cuando nos cansamos de maldecir al virus y ya hemos aplaudido a quienes se están dejando la piel para cuidarnos, nos ponemos cómodos, sacamos las patatas fritas y una bebida, y las vemos todas.

Como por ejemplo «Cartas a Roxane» (de título original «Edmond», en referencia a Edmond Rostand, el escritor y poeta francés del siglo diecinueve autor de la pieza teatral «Cyrano de Bergerac»).

Mezcla de hechos históricos, comedia y romance, «Cartas a Roxane» se estrena el viernes 15 de mayo de 2020 en las plataformas Sala virtual de cine (salvirtualdecine.com), Movistar+, Vodafone, Rakuten TV, Apple TV y Google Play.

En 1897, dos años después del nacimiento del cine, los dramaturgos franceses temen que la novedad –todavía se llamaba «fotografías animadas»- acabe con su profesión.

Edmond Rostand, joven promesa de la dramaturgia que aún no ha cumplido treinta años, está angustiado porque lleva dos años sin escribir y tiene una mujer y dos hijos que comen varias veces al día. Desesperado, propone a su amigo, el gran actor Constant Coquelin, que interprete una nueva comedia en verso. El único problema es que la obra todavía no está escrita y solo tiene el título: «Cyrano de Bergerac».

Hercule-Savinien de Cyrano de Bergerac (más conocido mundialmente por el apellido) es un personaje auténtico (como al parecer también fue auténtica su desproporcionada nariz), militar, intelectual, poeta y dramaturgo librepensador (algunos lo califican de libertino) del siglo diecisiete, coetáneo de Molière y de los mosqueteros, el cardenal Richelieu y la reina madre Marie de Medicis, autor entre otras obras de «La muerte de Agripina» y «El otro mundo».

En «Cartas a Roxane», adaptación entre comedia y cuento popular de la pieza teatral «Edmond» de Alexis Michalik (cinco Premios Moliére), quien debuta en la realización – interpretada en los principales papeles por Thomas Solivérès («Inmersión»), Oliver Gourmet («El ejercicio del poder») y Mathilde Seigner («Vuelta a casa de mi madre»), Tom Leeb («Sous le soleil de Saint Tropez», serie televisiva) y Lucy Boujenah ( 24 jours, la verité sur l’affaire Ilan Halimi») -, asistimos al proceso de creación de «Cyrano de Bergerac», una de las obras más representadas del repertorio de los escenarios galos (estrenada en el teatro de la Port Saint-Martin de París en 1897) en paralelo con la vida de su autor.

Especie de fresco romántico, canto al amor y «oda al teatro, a la inspiración, y a los autores y actores», Michalik ha filmado su historia siguiendo el modelo de «Shalespeare in Love» (del estadounidense John Madden, 1998), con una nostálgica reconstrucción del ambiente de la Belle Epoque y centrado en la relación epistolar entre Edmond (Thomas Solivérès) y su musa Roxane (la ingenua Jeanne d’Alcy, quien sería una de la primeras actrices cinematográficas francesas y esposa de Georges Méliès, el ilusionista pionero del séptimo arte).

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario