Bajo el lema #Cambia360, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha anunciado la reactivación del plan Renove de calderas.

El consistorio madrileño va a gastar 12,5 millones de euros en ayudas para la sustitución de las calderas de carbón y gasóleo por instalaciones térmicas eficientes de modo que desaparezcan de la ciudad antes de diciembre de 2021.

El objetivo principal es impulsar las nuevas calderas de modo que a partir del uno de enero de 2022 estén todas cambiadas dada la prohibición de su uso para entonces.

Según el consistorio, las sustituciones se podrá reducir hasta en noventa toneladas de emisiones de óxido de nitrógeno anuales. Esta estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 ha fijado como objetivo bajar también las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) un veinte por ciento en 2023 (de acuerdo con el programa de la directiva 2008/50/CE que marca el Parlamento Europeo) de veintiuno de mayo de 2008.

A través de la nueva ordenanza de calidad del aire y sostenibilidad que sustituirá al libro I de la actual ordenanza general de protección del medio ambiente urbano se prevé que se reduzcan al menos a la mitad, las cuatro mil quinientas calderas de gasóleo que aún existen en Madrid.

Dentro de las líneas de actuación, según ha explicado el alcalde, se reservan dos millones de euros para el proyecto Cero Carbón; 8,5 millones de euros para las de gasóleo y dos millones de euros para la climatización eficiente y sostenible de las Pymes.

Por primera vez, las Pymes se encuentran como beneficiarias y se pretende que puedan sustituir los sistemas de climatización de potencia térmica nominal comprendida entre 5 y 30 kilovatios (kw) por equipos eficientes de bombas de calor, acondicionadores de aire o sistemas VRF.

Hay que resaltar que los beneficiaros que puedan acogerse a estas ayudas recibirán hasta un sesenta por ciento del coste de la nueva caldera (excluyendo el IVA) si es para edificios de uso residencial y hasta el cuarenta por ciento, para otros usos en el apartado de Cero Carbón.

Para los otros supuestos, se limitará a un cuarenta por ciento de ayudas en uso residencial y al veinticinco si es para otros usos.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal.

Deja un comentario