La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) considera que el Plan De Acción De Atención Primaria Y Comunitaria 2022-2023 que ha presentado el Gobierno «está en la línea de lo practicado hasta ahora por el Ministerio de Sanidad, promesas y buenas palabras, sin compromisos concretos de financiación, de incrementos de plantillas y tampoco de garantías de acceso de la población a las consultas presenciales necesarias en un tiempo razonable».

La FADSP, después de analizar el contenido del documento, hace las siguientes consideraciones:

  1. El Plan se sustenta en doce apartados que como se reconoce se encontraban ya recogidos en el Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitaria, publicado en el BOE en 2019 y hasta el momento no implementados, es decir no plantea nuevas medidas sino la repetición de las ya sobradamente conocidas.
  1. El apartado de financiación que es el más importante, porque una financiación suficiente es imprescindible para poner en práctica el Plan, y es el más novedoso, es sumamente inconcreto y etéreo. Se señalan tres cuestiones: elaboración de un proyecto integral , disposición de presupuestos finalistas para Atención Primaria (AP) en las Comunidades Autónomas (CCAA) y disposición de un presupuesto finalista en el Ministerio de Sanidad, en 2022 y 2023, todo ello sin fijar una cuantía concreta ni por parte de las CCAA ni por parte del Ministerio de Sanidad.
    La realidad es que los presupuestos del Ministerio de Sanidad y de las CCAA para 2022 ya están prácticamente aprobados y las cuantías dedicadas a la AP son insuficientes y poco significativas y desde luego no permiten el desarrollo del Plan: el Ministerio de Sanidad destina 270 millones en el mejor de los casos (asumiendo que se destinaría a AP la partida referente a las Áreas de Salud), menos de seis euros por habitante y año; y las CCAA destinan globalmente menos del 16 por ciento de sus presupuestos sanitarios a la AP con una gran variabilidad entre ellas (desde menos del 10 por ciento en el caso de Madrid, hasta el 17,02 por ciento en el de Extremadura). 
  1. En cuanto a los recursos humanos se plantean una serie de medidas para mejorar y estabilizar el empleo en AP que ya estaban en el Marco Estratégico, y se obvia la necesidad de aumentar el personal, salvo en lo referente a personal MIR y EIR, que se coloca en un inconcreto «evaluar y adecuar las necesidades de RRHH en AP». Por otro lado muchas de las propuestas se sitúan para su cumplimiento en 2023.
  1. El objetivo tres, aumentar la capacidad de resolución se propone mejorar el acceso a procedimientos diagnósticos y optimizar los procesos administrativos sin que, por ejemplo, se plantee la necesidad de un papel más activo y más cualificado de las unidades administrativas.
  1. El objetivo cuatro, impulsar los sistemas de información y digitalización, contempla una mayor digitalización de la AP, tanto en la gestión como en la atención que deben de establecerse con mayor detalle para evitar las inequidades y la marginación de los grupos de población con menor acceso y/o habilidades tecnológicas.
  1. El cinco, consolidar el rol de la enfermería familiar y comunitaria en AP, en principio trata de fomentar el papel de la enfermería en AP, aunque es bastante inconcreto. Llama la atención que se vuelva a abordar la necesidad de implantar la prescipción enfermera a pesar de que ya esta aprobada desde 2015.
  1. El seis, reorganizar los equipos de AP y los roles de cada perfil profesional queda en una declaración de la intención de desarrollar los mapas de competencias.
  1. El siete, actualizar la cartera de servicios, queda a expensas de una orden ministerial sobre el tema, y además se señala la necesidad de ampliar la cobertura común de servicios de salud bucodental, que de nuevo queda a expensas de recursos y presupuestos suficientes.
  1. El objetivo ocho, fomentar la calidad asistencial, en principio señalan recomendaciones cuyo cumplimiento se prolonga hasta 2023.
  1. El nueve, reforzar la orientación comunitaria, esta bien, pero obviamente depende de los recursos humanos disponibles
  1.  El diez, reforzar el liderazgo de la AP, también parece bien, pero hay que ser conscientes de que el liderazgo no será posible sin mejorar los medios humanos y la capacidad de resolución de la AP.
  1.  El once, reforzar la gobernanza, obvia un tema central como es el papel de la AP dentro de las áreas de salud y la necesidad de gerencias de AP.
  1.  El doce, mejora de la accesibilidad y demanda de la gestión asistencial, es realmente decepcionante y supone incluso un paso atrás sobre el Marco Estratégico de 2019, porque fija como objetivo 12.2 gestión de las solicitudes de atención en las primeras veinticuatro horas, es decir que la ciudadanía disponga de una respuesta de cuándo y cómo se le va a atender su solicitud en tiempo definido, y el 12.5 señala accesibilidad en las primeras veinticuatro horas de los problemas de salud no demorables, mientras que la Estrategia señalaba como objetivo el Garantizar que las demandas de atención no urgentes se atiendan en menos de 48 horas. Corto plazo (Acción C1.3). Esto supone asumir las prolongadas demoras en AP (incluso 15-20 días) lo que entendemos es intolerable.
  1.  El trece potenciar la investigación en principio está bien, aunque no se especifica la cuantía de los fondos para la promoción de la investigación que en la práctica es la clave para hacerlo posible.

En resumen, es una respuesta insuficiente a las amplias movilizaciones profesionales, sindicales y sociales, protagonizadas por «Salvemos la atención primaria» y necesita de una profunda rectificación y concreción al menos en los tres últimos aspectos señalados, financiación de la AP que alcance cuando menos el veinte por ciento del presupuesto sanitario, aumento de las plantillas, de todas las categorías, pero especialmente de enfermería y garantía a la población de acceso a consultas presenciales cuando sea preciso en un máximo de 48 horas.

La FADSP concluye que si el Ministerio de Sanidad y el Consejo Interterritorial no tienen en cuenta estas cuestiones se mantendrá el deterioro de la AP y será preciso continuar  las movilizaciones.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario