El colectivo Rebelión Científica ha pegado páginas del último informe del IPCC sobre el stand de Iberdrola en la Feria «Madrid es Ciencia» en protesta por el lavado de cara que hace la corporación con su mal llamada transición energética; incompatible con la transición propuesta por el Panel Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC) de la ONU.

Dos participantes de la acción han pegado sus manos con cola al stand mientras reclamaban que «Iberdrola y las instituciones tienen que decir la verdad sobre sus actividades ecocidas y actuar de inmediato conforme a lo establecido por el IPCC»».

Las participantes han denunciado la incapacidad del Gobierno para abordar la necesaria protección del medio ambiente y la vida en la tierra.

La portavoz del colectivo destacaba que «la Crisis Climática es consecuencia directa de un sistema económico y político que permite la impunidad de las grandes corporaciones. Es una cuestión de supervivencia acabar con ellas».

El colectivo señala que Iberdrola está aprovechando la Crisis Climática para venderse como empresa verde, maquillando sus políticas que nos llevan a los peores escenarios contemplados por el IPCC.

Iberdrola es la octava empresa con más emisiones de CO2 en España, según uno de los últimos informes sobre descarbonización del Observatorio de la Sostenibilidad publicado en 2020. Ha provocado el desplazamiento forzoso de cuarenta mil indígenas en Brasil con proyectos de hidroeléctricas. Muchas de las comunidades que tradicionalmente vivían en los bosques y los ríos han sido forzadas a desplazarse a guetos en las ciudades como consecuencia de su actividad ecocida.

La Rebelión Científica da comienzo así a la campaña de acciones de desobediencia civil que culminará la semana del 4 de abril.

«El 1.5º ha fracasado, necesitamos una revolución climática» señala el colectivo al tiempo que invita a la movilización masiva a través de su página web. Una campaña que tendrá alcance global con una movilización de más de mil personas de la comunidad científica y académica en más de veinte países en todos los continentes.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario