La segunda canción que Bob Dylan presenta durante la pandemia, «I Contain Multitudes», es una balada dedicada a las «palabras maliciosas», según la redacción de la revista digital Rolling Stone, que ha dado la noticia y se pregunta si el cantautor Premio Nobel de Literatura está preparando un álbum. 

Más corta (4’ 32”) y también más reposada que «Murder Most Foul», que dio a conocer en marzo de 2020,  «I Contain Multitudes» es una balada con un acompañamiento minimalista («algunos acordes de guitarra, un violonchelo gruñón y nada de percusión») inspirada en la música popular americana de comienzos del siglo. 

En cuanto al texto «está lleno de astucias, de malicia, de juegos de palabras e incluso de audacia»: «Pinto paisajes, pinto desnudos», canta Dylan, «soy un hombre de contradicciones, soy un hombre de humores variables».

Un texto que abunda en referencias, de David Bowie a Edgar Allan Poe, al poeta irlandés Anrhony Eaftery y a William Blake, entre otros: «Soy como Anne Frank e Indiana Jones/ Y esos chicos malos británicos, los Rolling Stones».

La anterior canción «Murder Most Foul», publicada en marzo, son diecisiete minutos de un caleidoscópico recorrido por los Estados Unidos del siglo veinte, comenzando por el asesinato de John F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Texas.

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Deja un comentario