La situación económica que nos ha dejado la crisis sanitaria nos ha hecho replantearnos nuestro futuro laboral, dada la necesidad de encontrar un puesto de trabajo estable, capaz de proporcionarnos un salario digno, con el que podamos disfrutar de una buena calidad de vida.

Una de las mejores opciones para lograr lo anterior es preparar una oposición. Y, concretamente, dentro del ámbito de Justicia encontramos las oposiciones de Auxilio Judicial, un cuerpo que se ha convertido en referente a la hora de acceder a una plaza de funcionario público dadas las características y accesibilidad que ofrece y que la convierten en una oportunidad laboral que no puedes dejar escapar.

¿En qué consiste la labor de un Auxiliar Judicial?

La tarea principal del funcionario de Auxilio Judicial es la de terminar el proceso de comunicación de notificaciones, requisito básico para los actos administrativos cuyo trámite puede verse severamente afectado por un simple defecto de forma o por otro tipo de faltas, derivando así en la suspensión del proceso abierto.

Además, también se desarrollan otro tipo de tareas como la ejecución de embargos, archivo de autos y/o expedientes judiciales, así como velar por las condiciones de uso y mantener el orden de las salas de vistas. Si bien, este tipo de tareas, pueden parecer funciones sencillas, cabe destacar que, sin ellas no se podrían completar los procedimientos judiciales.

Diferencia con tramitación y gestión

Su rol es muy diferente al que deben de desempeñar los funcionario que ocupan plaza de tramitadores, encargados de gestionar los documentos, autos, notificaciones y expedientes relevantes a cada procedimiento, así como de confeccionar las cédulas para los actos de comunicación. También dista mucho del trabajo de gestor procesal, consistente en la gestión de tramitación de los diferentes procedimientos y la dirección de las funciones de los tramitadores, embargos, distribución de permisos y documentos, entre otros.

Las ventajas de opositar a Auxiliar Judicial

En lo referente al grado de dificultad que conlleva la oposición de Auxilio Judicial, podemos afirmar que es una de las más asequibles a las que se puede acceder en el ámbito de Justicia. De hecho, una vez hayas accedido al puesto en cuestión, podrás ir mejorando tu salario gracias a los trienios de antigüedad y a otros complementos propios de cada puesto. Además, tras dos años de prestación de servicios en el puesto inicial y, siempre que cuentes con la titulación necesaria, podrás optar al cuerpo inmediatamente superior mediante promoción interna. Logrando así, el crecimiento laboral que te propongas.

Finalmente, los requisitos para optar son los más accesibles dentro de las oposiciones del Ministerio de Justicia. Ya que únicamente se exige formación de Educación Secundaria Obligatoria, así como ser mayor de 18 años, tener la nacionalidad españolaestar capacitado para el desempeño de las funciones anteriormente descritas y no contar con pena de prisión.

Si quieres saber más, puedes hacer clic en este enlace para consultar todo lo relacionado con las oposiciones de Auxilio Judicial.Por último, debes saber que, aunque se trata de un cuerpo accesible, para garantizarte el aprobado deberás contar con la formación adecuada. Elige prepararte con profesionales que te mantenga al día de los contenidos y la legislación relevante para este cuerpo. Y que puedan asesorarte para mejorar tu rendimiento.

Por suerte, existe academias en las que se imparte el contenido necesario para superar este examen. Si estás interesado en esta oposición, elige la que mejor se adapte a tus necesidades y… ¡a por ello!

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario