Según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV), la tasa de riesgo de pobreza y exclusión social en la Comunidad de Madrid se situó en 2021 en el 21,6 por ciento, incrementándose por segundo año consecutivo. Casi un millón y medio de personas de la Comunidad de Madrid viven en riesgo de pobreza o exclusión social, unas cien mil más que antes de la pandemia.

Conocidos estos datos, la secretaria general de CCOO de Madrid, Paloma López, denuncia que el crecimiento de la pobreza en la Comunidad de Madrid es «alarmante», más aun por la «indiferencia» del Gobierno regional, dada la caída en los recursos destinados a combatir la pobreza por el Gobierno de la Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso.

Mientras en diciembre de 2019 había 22.543 familias perceptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI), los últimos datos indican que tan sólo 4096 familias habían percibido esta ayuda autonómica en mayo de 2022. Incluso combinando el número de perceptores de la RMI y el Ingreso Mínimo Vital Estatal (42.345 prestaciones), es obvio que la cobertura de ambos no alcanza un número suficiente de hogares en la Comunidad de Madrid.

Como consecuencia, los niveles de pobreza en la Comunidad de Madrid son mucho más elevados que los de comunidades autónomas con niveles similares de PIB per cápita y sistemas de garantías de ingresos más desarrollados, como País Vasco (con una tasa de riesgo de pobreza y exclusión social del 16,0 por ciento) o Navarra (14,7 por ciento).

Para CCOO de Madrid, resulta inaceptable que en la región más rica de España, quinientas mil personas vivan en situación de carencia material severa (un 7,4 por ciento de la población regional), de nuevo en proporción mucho mayor que otras regiones comparables (4,6 por ciento en País Vasco o 3,4 por ciento en Navarra).

Para el secretario de Políticas Sociales y Diversidad del sindicato, Manuel Rodríguez, «es indignante que la presidenta regional siga recortando recursos a las personas más vulnerables para destinarlos a las personas más ricas, como hace con los cheques de ayuda a las familias que llevan a sus hijas e hijos a colegios privados».

CCOO de Madrid reclama al Gobierno regional, junto a la reformulación de la RMI, un plan de choque contra la pobreza energética, que afectaba en 2021 al 11,6 por ciento de hogares madrileños y que se ha visto agravada por la guerra en Ucrania. Asimismo, reitera la importancia de abordar el control de precios del alquiler, dado que según la ECV uno de cada cinco hogares madrileños vive en alquiler libre.

Finalmente, CCOO de Madrid ha denunciado el estancamiento de la renta neta media en 2021 (14.836€ por persona y año), que sigue, en términos reales, por debajo de los niveles de 2010.

«No nos resignamos a otra década de crecimiento de la desigualdad», ha advertido Paloma López, que ha destacado la importancia de recuperar salarios para revertir esta tendencia.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario