Marciano Sánchez Bayle, presidente de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública en Madrid, afirma que la situación en esta Comunidad Autónoma «es muy grave» debido a los centros de atención primaria cerrados o con horarios restringidos, a que hay sanitarios de vacaciones que no son sustituidos, médicos MIR en huelga y faltan de rastreadores, entre otros problemas. 

Sánchez Bayle señala que el coronavirus ha complicado los problemas que ya tenía la salud pública en Madrid, donde «la atención primaria lleva años especialmente debilitada» porque «es la comunidad de España que tiene más tarjetas individuales por pediatra y personal de enfermería y la tercera por medicina de familia».

Con el coronavirus se derivó el problema a las urgencias de los hospitales y muchos centros de atención primaria se descapitalizaron para montar el hospital de Ifema, recuerda.

En estos meses de verano, el número de trabajadores sanitarios se ha reducido en gran medida, por lo que hay demoras muy importantes, «con casos de personas a las que se les ha notificado que habían tenido contacto con alguien infectado con coronavirus; se les ha dicho que pidieran cita en su centro de salud y se la han dado para siete días después», con indicaciones de aislarse, pero sin seguimiento de sus contactos por falta de rastreadores.

Muy crítico con la gestión del gobierno regional, Sánchez Bayle considera que «no se está siendo consciente de la situación y estamos llegando al nivel de Trump o de Bolsonaro».

Sostiene que «hay que preocuparse menos de los muertos y bastante más de los vivos», y alerta de que todos los datos y mensajes que se lanzan desde el Gobierno de Madrid son falsos, un ejercicio de propaganda porque «Ifema nunca tuvo cinco mil camas, nunca se contrató a diez mil médicos, no hay cuatrocientos rastreadores, sino 185 y mil trescientas camas permanecen cerradas».

El ejecutivo regional, concluye, «está especializado en dar mensajes que después se comprueba que son falsos. Vende propaganda como si fueran hechos constatables. Estamos en peligro y el principal peligro que tenemos son ellos, que falsean continuamente los datos».

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario