En un proyecto de resolución para evaluar el funcionamiento de la ley que determina el estado miembro que debe tramitar una solicitud de asilo, el Comité de Libertades Civiles señala que el Reglamento de Dublín III de 2013 asigna una «responsabilidad desproporcionada a una minoría de estados miembros, en particular cuando es alta se producen números de llegadas». 

Los eurodiputados piden un mecanismo basado en la solidaridad para garantizar el derecho fundamental al asilo en la UE y la distribución equitativa de responsabilidades entre los Estados miembros, al comprobarse que los países de primera línea soportan una carga desproporcionada en términos de registro y recepción de solicitantes de asilo

En ausencia de una reforma, se deben canalizar más recursos a los estados miembros de primera línea, dicen los eurodiputados del Comité de Libertades Civiles.

La aplicación inadecuada de la jerarquía de criterios, en particular el uso excesivo del criterio del primer país de entrada, y la implementación ineficaz de las transferencias aumentan la presión sobre ciertos países, a saber, Grecia, Italia, Malta, Chipre y España, según el comité, que pide reglas más justas.

Los eurodiputados lamentan que el Consejo, contrariamente al Parlamento, no haya adoptado una posición sobre la propuesta de 2016 para reformar el Reglamento de Dublín , bloqueando así esa reforma y dejando a la Unión con el «mismo conjunto de normas que han demostrado ser ineficaces» para gestionar un elevado número de llegadas. 

Insisten en que los acuerdos ad hoc sobre reubicación no pueden reemplazar un Sistema Europeo y de Asilo Común armonizado y sostenible y demandan más recursos y capacidades para los estados miembros de primera línea mientras no se reforman las reglas de Dublín.

El texto no legislativo fue aprobado por 45 votos contra 10 y 13 abstenciones, y será sometido a votación por el Pleno durante la próxima sesión plenaria. 

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario