Un Gobierno como el Español necesita veintitrés ministerios y cuatro vicepresidencias para ejercer sus labores, además de asesores y asesoras, que son cien más de los que contaba el Gobierno anterior, y 200 más que el de Rajoy. Es decir que además de pagar por más ministros y vicepresidencias, también se paga cada vez más por asesores. Así, no es de extrañar que la gestión de todos los problemas que se presenten, resulten rápidas y las dificultades eficazmente resueltas, incluso mucho antes de que se manifiesten, puesto que están a lo que están sin desviarse ni un sólo milímetro de sus responsabilidades.

¿Responsabilidades? ¡¿Cómo?! ¿Es que hay que hacerse responsable de algo? Huy, pues eso no nos lo advirtieron antes de buscarnos “el carguito” ¡vaya! Bueno tú tranquilo, tranquila… que eso con el batallón de tuiteros y tuiteras “trabajando a sueldo” para nosotros, además de todas las verdades a tiempo completo que vamos a decir en los medios, hará que mucha gente nos adore. Ya, pero otra mucha que haya llegado a un punto de hartazgo supino, no lo hará ¿no os parece? Pero eso, con unos cuantos “jaleos” para defender a los líderes, se subsana, y de oca a oca y tiro por que me toca…

Sobre España en los últimos meses, este país de politiqueros:

  1. Desde enero “Fernando Simón el del cartón” decía que a España el coronavirus no le iba a afectar, si acaso algún caso aislado. 
  2. Las mascarillas no servían para prevenir, sólo había que lavarse las manos, hay quien sólo tiene muñones ya, además de coronavirus.
  3. Las personas que fallecían en la primera ola a consecuencia del virus, no eran tales, eran, han sido y son números incómodos.
  4. El personal sanitario estaba bien abastecido con equipos de protección a base de bolsas de basura de última generación inteligente de cara a la COVID-19.
  5. El personal de limpieza de los hospitales, también ha venido siendo un colectivo bien abastecido para prevenir los riesgos laborales del contagio, por gracia de las empresas de turno al ritmo del: ¡sálvese quién pueda! Y ¡melón el último!
  6. Durante el confinamiento los balcones consistían en una orquesta de aplausos al Gobierno y sus secuaces, por lo bien que estaban comiendo el coco al son del “Todo va bien”.
  7. Cuando desconfinaron hicieron campaña por el “Salimos más fuertes”, es verdad, sobre todo las personas muertas y sus familias.
  8. Hay que salir a consumir alegremente y sin miedo decían.  
  9. Después, que si los jóvenes hacen botellón sin pensar en nadie…
  10. Que si la gente se reúne y se contagia…
  11. Que si los controles en los aeropuertos consistentes en: ¡hola! ¿qué tal? Yo bien ¿y usted?
  12. Los metros en ciertas horas la distancia es una mascarilla mal puesta.
  13. Hoy se repite las historia en las residencias de mayores, donde más personas murieron.
  14. Los contagios están brotando y brotando y rebrotando.
  15. Y en días, al colegio, ¿nos llevan al matadero…?

ASESORES Y POLITIQUEROS
Hay que ver lo bien que lo venís haciendo, 
os lo voy a decir sin engaños y resumiendo,
que por mucho que lo neguéis, 
dos y dos son cuatro, 
¡idos a hacer gárgaras corriendo!

He realizado exposiciones individuales y he concurrido en exposiciones y muestras colectivas de humor gráfico tales como: Muestras de Humor Social organizadas por la Universidad de Alicante, Muestras Internacionales de las Artes del Humor organizadas por el Instituto Quevedo del Humor dependiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares y en el Salon International du Dessin de Presse et d´Humour en Saint-Just-Le-Martel (Francia).

Deja un comentario