La activista de derechos humanos Vanessa Mendoza Cortés hará frente este 17 de febrero de 2021 a cargos de difamación por plantear motivos de preocupación ante un Comité de la ONU sobre los derechos reproductivos de las mujeres en Andorra.

El gobierno de Andorra presentó cargos de difamación contra Vanessa Mendoza Cortés después de que ésta hablara sobre los derechos de las mujeres y las niñas en el país ante el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer en 2019. Andorra es uno de los pocos países del mundo en los que el aborto todavía está prohibido en todos los casos.

Amnistía Internacional pide hoy la retirada de todos los cargos «por hablar de los derechos humanos de las mujeres —incluido el derecho a un aborto sin riesgos— ante un foro de personas expertas de la ONU».

«Procesar a una respetada defensora de los derechos humanos por su legítima labor y participación en una reunión de un organismo especializado de la ONU es un acto de intimidación indignante, y un intento de amordazar la libertad de expresión», ha manifestado Monica Costa, responsable de campañas de Amnistía Internacional.

Vanessa Mendoza Cortés, psicóloga y presidenta de la Asociación Stop Violencias (Associació Stop Violències), organización de derechos de las mujeres, aprovechó su intervención ante el foro de personas expertas de la ONU para pedir la despenalización del aborto en Andorra y mayor protección de los derechos reproductivos de mujeres y niñas.

El gobierno de Andorra presentó una denuncia penal por acusación falsa alegando que su “prestigio y buen nombre” habían quedado en entredicho. Vanessa Mendoza Cortés fue acusada formalmente en 2020, y para ello la fiscalía se basó en el informe que había presentado ante el organismo de la ONU.

Los cargos en su contra conllevan duras penas, incluida una de hasta cuatro años de prisión, y multas de hasta treinta mil euros.

“Pedimos a las autoridades de Andorra que pongan todo su empeño en cumplir con su obligación de proteger los derechos reproductivos de las mujeres y las niñas, y no en criminalizar a quienes hablan públicamente en su defensa, ha dicho Monica Costa.

La difamación no debe ser delito ni utilizarse para proteger del escrutinio y la crítica a gobiernos, instituciones del Estado o valores abstractos. Andorra debe modificar estos artículos y no aplicarlos hasta su reforma, sostiene Amnistía Internacional.

La comparecencia prevista para este 17 de febrero forma parte de las actuaciones preliminares contra Vanessa Mendoza Cortés.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario