Amnistía Internacional informa de que las autoridades griegas han ordenado reprimir con dureza manifestaciones convocadas para reivindicar derechos democráticos para la mujer, en las que se ha producido violencia policial en el arresto de varias activistas, incluido personal de AI.

En respuesta a la detención y los cargos posteriores de nueve activistas por los derechos de las mujeres que participaron en acciones pacíficas para conmemorar el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Nils Muižnieks, directora regional de Amnistía Internacional para Europa, dijo:

«Arrestar, multar y acusar a activistas pacíficas simplemente por participar en acciones simbólicas contra la violencia de género es un atentado contra sus derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica. Las autoridades griegas deben retirar todos los cargos en su contra y garantizar que las personas puedan expresar sus opiniones de manera segura incluso durante esta emergencia de salud pública. Los activistas no deben ser penalizados por intentar crear conciencia sobre la violencia de género, y mucho menos en un momento en que las mujeres y las niñas enfrentan mayores riesgos debido a los encierros y otras restricciones en todo el mundo».

«Las nueve mujeres, incluida un miembro del personal de Amnistía Internacional, llevaban máscaras y observaban las reglas de distanciamiento físico durante su protesta, por lo que no está claro por qué enfrentan cargos penales por violar las reglas de salud pública y multas de trescientos euros cada una».

Las mujeres, que incluían miembros destacados de colectivos feministas, fueron llevadas inicialmente a la comisaría de policía de Syntagma para controles de identidad. A pesar de sus reiteradas solicitudes, no se les dijo por qué los habían trasladado a la comisaría ni se les informó de que iban a ser detenidos formalmente hasta esa misma noche.

Amnistía Internacional tiene entendido que otras cinco miembros de colectivos feministas, que lanzaron al aire volantes contra la violencia de género, también fueron llevadas a la comisaría de policía de Syntagma antes de ser trasladadas a la comisaría de Akropolis para los controles de identidad. Amnistía Internacional tiene entendido que dos de ellas fueron acusadas posteriormente en virtud de las mismas disposiciones que las nueve mujeres activistas. Amnistía Internacional pide que también se retiren los cargos contra estos dos activistas.

Los arrestos son parte de una represión más amplia por parte de las autoridades griegas en las últimas semanas contra las protestas, incluida una prohibición general de manifestaciones de cuatro días muy criticada a mediados de noviembre, una serie de informes de uso excesivo e ilegal de la fuerza y ​​violencia contra manifestantes pacíficos el 17 de noviembre de 2020.

Un fiscal también ha presentado cargos penales contra cinco miembros de un partido político que entregaban folletos en los que se pedía a las personas unirse a las manifestaciones del 17 de noviembre.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario