Ecologistas en Acción informa de que el pasado 14 de marzo, el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicaba el acuerdo de la Junta de Gobierno Local de Sevilla la Nueva por el cual se somete a información pública la delimitación de la Unidad de Ejecución Los Cortijos Zona Centro (UE-14), un ámbito de 198.000 metros cuadrados de superficie, situado al oeste del casco urbano de Sevilla la Nueva.

Aunque el suelo está clasificado como urbano es un terreno rústico incluido en el espacio protegido Red Natura 2000 Encinares de los ríos Alberche y Cofio.

La documentación que el consistorio ha expuesto a información pública está incompleta, se limita a la simple delimitación del perímetro geográfico del ámbito. No incluye la información de las características constructivas del proyecto o estudio de detalle. Tampoco incorpora el estudio medioambiental estratégico, ni el convenio de ejecución que conforman la iniciativa presentada por la Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima, perteneciente a la congregación los Heraldos del Evangelio.

Resulta muy irregular, a juicio de la organización que los datos que se tienen del proyecto se conozca por las intervenciones de varias concejalas que han quedado recogidas en la grabación del Pleno celebrado el 30 de septiembre de 2021. Según advierte la concejala del grupo Socialista, la iniciativa incumple diversos parámetros de la normativa urbanística municipal como la altura de las edificaciones. A pesar de ello, se acordó su aprobación pero el Ayuntamiento no ha puesto a disposición de la ciudadanía ninguno de los documentos. Tampoco se tiene constancia de que se haya iniciado ningún trámite de evaluación ambiental. Todo ello incumple, tanto la Ley 9/2001 del Suelo de la Comunidad de Madrid como la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental.

Esta forma de actuar del consistorio ha saltado las alarmas de vecinos y ecologistas. A juicio de Mª Ángeles Nieto, coordinadora de Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, «no es propio de una administración local proceder con esa opacidad, salvo por error o porque exista la voluntad de ocultar el verdadero alcance del proyecto».

Por estos motivos, la organización ha presentado alegaciones ante el Ayuntamiento de Sevilla la Nueva pidiendo la retirada de la delimitación del ámbito. Pero además, se ha personado en el expediente administrativo como parte interesada para que se le dé acceso de los documentos que han sido ocultados por el consistorio.

Paralelamente se ha dirigido a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura para pedir que, en caso de que el Ayuntamiento prosiga con el proyecto, se someta al procedimiento de evaluación ambiental estratégica. Aunque el suelo está clasificado como urbano por el planeamiento urbanístico municipal, la realidad es que estamos ante un terreno rústico que alberga densas masas de encinar y un arroyo intermitente. De llevarse a cabo la ejecución del proyecto, supondría una drásticamente transformación del medio natural y conllevaría incrementos de ruido y tráfico.

Según los datos que se conocen, el macrocomplejo religioso consta de una iglesia de 1800 metros cuadrados, con dos torres de 70 metros de altura; un monasterio de 5000 metros cuadrados; un colegio de 1500 metros cuadrados; una hospedería de 1600 metros cuadrados; además de una piscina, probadores y 488 plazas de aparcamiento.

Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario