Es la reina de la novela de misterio. Publicó 66 novelas policiales, seis novelas y catorce historias cortas y escribió para teatro «La ratonera», con gran éxito. El libro Guinness de los Récords la registra como la novelista que más obras ha vendido, y según Index Translationum, Agatha Christie es la autora más traducida, a 103 idiomas.

Se la considera una de las escritoras más leídas del mundo, y por eso actualmente varias editoriales reeditan su libros, entre ellas el Grupo Planeta, que ha publicado varios títulos incluyendo su primera novela: «El misterioso caso de Styles», que cumple cien años de haber sido publicada.

¿Por qué se leen las novelas de Agatha? Tal vez, porque sus libros tiene como eje el misterio y la sencillez narrativa, además de una detallada observación que convence al lector. Tal vez, por su autenticidad y su manera de buscar un estilo personal. Ella consideraba que la literatura fue el encuentro con ella misma, la manera de descubrir sus talentos y límites en una época donde las mujeres aún no habían alcanzado el lugar que tienen en la actualidad.

Fue una niña feliz, según lo confirma en su Autobiografía, con una infancia rodeada de comodidades, lecturas y juegos. Siendo joven y por una suerte de competencia con su hermana Madge, le comenta que es capaz de escribir una novela detectivesca, así empieza su desafió literario. Le costó encontrar editor y cuando lo encontró, era muy poca la paga pero las ideas venían a ella y la novela policial se le imponía, quizás, por razones éticas más que literarias, puesto que afirmó que sus novelas tienen como fin: «ayudar a salvar la inocencia. Porque es la inocencia lo que importa, no la culpa».

En realidad, la escritora inglesa valora la virtud y el bien que sobrepasa el mal y la muerte. Por otro lado, era importante participar al lector. El estilo de Agatha se basa en el whodunit (Quién lo ha hecho?), en el enigma del asunto a investigar para llegar al descubrimiento del autor del delito, dando indicios al lector para la deducción de la incógnita.

Entre sus obras escogidas tenemos: El misterioso caso de Styles, Cita con la muerte, Diez negritos y los elefantes pueden recordar, El asesinato de Roger Ackroyd, Un cadáver en la biblioteca, El misterio de la guía de ferrocarriles, Muerte en el Nilo, entre muchos títulos más. En su primera novela nos presenta al detective belga Hercules Poirot, personaje creado a partir de su relación con los refugiados belgas de la Primera Guerra Mundial instalados en Torquay, Inglaterra, donde ella había nacido el 15 de septiembre de 1890 y donde vivía.

Cuando muere su padre, la llevan a París a completar estudios y cuando estalla la Primer Guerra Mundial, en 1914, se casa con Archibald Christie cuyo apellido conservará durante toda su vida. Extrañamente, cuando su marido le dice que va a dejarla por otro amor, Agatha desaparece por varios días, su carro queda abandonado en la carretera y se la encuentra en un hotel, once días más tarde. Se considera que había sufrido un cuadro amnésico, otros supusieron que fue un golpe publicitario porque su fama de escritora ya era notable.

Agatha Christie y los venenos

Durante la Primera Guerra Mundial Agatha colabora con Voluntary Aid Detachment, atendiendo soldados en el hospital de Torquay, como enfermera y dispensadora hospitalaria, lo que la puso en contacto con drogas y medicamentos. En la Segunda Guerra Mundial hace unos cursos y trabaja en la farmacia del University College de Londres.

Estos estudios y los anteriores le sirvieron para dar credibilidad a la muerte de sus personajes, generalmente asesinados por envenenamiento. Estos conocimientos prácticos para identificar especies y extraer compuestos, además de los síntomas que el veneno produce fueron de gran realismo, y algunos tomaron sus descripciones como modelo. Entre los venenos más destacados en sus novelas se encuentra el talio, la estricnina, el arsénico.

El manejo del veneno en sus novelas fue otra de las atracciones de esta novelista que no dejaba nada al azar.

Agatha Christie y la arqueología

Su gran éxito llegó con El asesinato de Roger Ackroyd, en 1926, vendió cinco mil copias. Entusiasmada por el suceso escribe otra historia y la invitan a ir a Bagdad y luego a la zona arqueológica de Ur donde conoce al arqueólogo Max Mallowan, diez años mas joven que ella, con quien se casa en 1930. Ese encuentro fue determinante en su vida de escritora, porque acompañó a su marido en muchas excavaciones arqueológicas, y participó en las investigaciones, permitiéndole un conocimiento directo de las exploraciones y de los lugares donde se llevaban a cabo: Ur, Nínive, Chagar Bazar, Tell Brak, Nimrud, lugares devastados por las guerras recientes y que tuvieron como testigo a la gran escritora, que describió aquellos lugares, aprendió a limpiar las piezas excavadas, a tomar fotos y hacer registros de campo.

Agatha confesó en su Autobiografía, su atracción por las ruinas arqueológicas y algunos de sus libros tienen como escenarios los lugares visitados por ella: Asesinato en el Orient Express, Asesinato en Mesopotamia, Muerte en el Nilo, editada en España con el título de Poirot en Egipto, y que se llevó al cine en 1978.

Es también muy singular que, además de romper récords de ventas, hubiera abierto una sociedad para preservar sus derechos de autor, algo que los autores no solían hacer. La empresa tuvo éxito y el nieto de la escritora, Matthew, heredó los derechos y la compañía.

Agatha Christie tuvo una vida novelesca, además de recibir varias distinciones y premios, muchas de sus obras fueron llevadas al cine y a la televisión. Murió el 12 de enero de 1976, en su bella residencia de Winterbrook, a los 85 años, acompañada de su marido y de la fama que continúa, a través de la reedición de sus libros.

3 Comentarios

  1. Leyendo los articulos de la Prof. Bianco, uno se ve seducido por ver cine, leer y viajar. Gracias por estimularnos a la cultura.

  2. Leyendo los artículos de la Prof. Bianco uno se ve seducido por leer, ver cine, viajar, ect.. Gracias por estimularnos a la cultura.

  3. Adriana, excelente artículo de la vida de Agatha Christie.
    Muy estimulante tú narrativa que te hace sentir cómo fue la vida de esta famosa escritora.
    ¡Te felicito!

Deja un comentario