1º de Mayo 2020: UGT y CC.OO. reivindican rescatar a las personas vulnerables

0
161

Las centrales sindicales UGT y CC.OO. reivindican de manera unitaria este Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajo, un «plan de rescate» para los cientos de miles de personas que se han quedado sin recursos en la Comunidad de Madrid como resultado de la crisis económica motivada por la COVID-19.

Recuerdan los sindicatos que este virus que recorre el mundo se ha manifestado con especial incidencia en la Comunidad de Madrid, en la que miles de personas han fallecido, el tejido productivo ha quedado gravemente tocado, centenares de miles de puestos de trabajo están en peligro y cientos de miles de personas se encuentran sin recursos frente a la crisis.

En cifras, casi un millón de trabajadores en la Comunidad de Madrid verán disminuidos sus ingresos al verse afectados por un ERTE o por el desempleo, lo que aumentará la situación cronificada de casi 1,3 millones de personas que se encontraban en riesgo de exclusión social o pobreza antes de la llegada de la pandemia.

CC.OO. y UGT quieren dedicar este primero de mayo de 2020 a las personas que, a pesar del riesgo de contagio y de los deficientes medios de protección, están salvando vidas, ayudando a las personas mayores, dependientes y con discapacidad, y garantizando el funcionamiento de los servicios esenciales.

Sin olvidar que estos trabajadores y trabajadoras de los servicios públicos están en primera línea luchando contra el coronavirus gracias a quienes en el resto de sectores laborales continúan con su actividad facilitando la provisión de las cosas más básicas para la vida cotidiana.

Fracaso de las privatizaciones

UGT y CC.OO. sostienen que el fracaso del modelo social de cuidados, asentado en las privatizaciones y en el beneficio empresarial, se está pagando en vidas humanas.

A la irresponsabilidad de las empresas de residencias privadas, se ha unido la «nefasta gestión de la intervención sobrevenida» ejecutada por el Gobierno regional en las residencias de mayores, y así han aflorado las consecuencias de una privatización salvaje, sobre todo, la precarización de las condiciones laborales de un sector altamente feminizado, en el que muchas de estas trabajadoras no llegan ni a mileuristas.

Concluyen que la sociedad madrileña se encuentra en una situación de emergencia que requiere de medidas extraordinarias para ayudar a las personas vulnerables y a quienes ha visto reducidos sus ingresos de forma drástica, y en segundo lugar, reconstruir la estructura económica y productiva de la Región, garantizando que nadie se queda atrás.

Para alcanzar esos objetivos presentan el siguiente decálogo de propuestas:

  1. Puesta en marcha de forma urgente, y con financiación suficiente, de un Plan de Rescate para las personas más vulnerables, incrementadas y en situaciones límite por el confinamiento, para asegurar una vida digna, en el que la actual Renta Mínima de Inserción (RMI) debe de ser un elemento fundamental.
  2. Potenciar los servicios públicos, sanidad, educación, servicios sociales, dependencia, justicia, seguridad, etc., que han demostrado ser indispensables en la lucha contra la pandemia, revirtiendo los recortes producidos durante la crisis de 2008. Cambiar el modelo de cuidados a las personas dependientes y blindar los sistemas y redes sociosanitarios públicos de la Comunidad de Madrid.
  3. Poner en valor el trabajo desarrollado en el sector de cuidados y de servicios esenciales a la comunidad. Terminar con la precariedad, establecer condiciones laborales de trabajo dignas y salarios suficientes, de forma prioritaria en los sectores más feminizados, en los que la brecha salarial es clamorosa.
  4. Inversión suficiente desde el Gobierno regional para eliminar la brecha digital en la región. Especialmente en el terreno educativo, garantizando que todas y todos los estudiantes tengan acceso a internet en su domicilio y dispongan de dispositivos para seguir con las clases online, evitando que nadie se quede atrás.
  5. Garantizar la protección de las personas, especialmente de quienes cada día exponen su salud en la lucha contra la COVD-19, dotándoles de todas la medidas de prevención y protección necesarias, respetando los derechos laborales y sindicales y reconociendo salarialmente su extraordinaria labor en esta crisis.
  6. Una estrategia económica basada en un cambio de modelo productivo, en un nuevo marco de crisis e incertidumbres provocadas por la pandemia. Planteamos la necesidad de dotarnos de una industria capaz de abastecer al sector socio sanitario, especialmente en momentos críticos como el actual. Un modelo respetuoso con el medio ambiente, asentado en la creación de empleo estable y con derechos, en la que el que el Plan Industrial de la Comunidad de Madrid 2019-2025, consensuado con los agentes sociales, debe jugar un papel fundamental.
  7. Recuperación de la inversión en Investigación, Desarrollo e Innovación, tan castigada por los recortes de los gobiernos del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, y que en esta crisis han demostrado ser un elemento estratégico.
  8. Apoyo económico desde los Gobiernos central y regional a los ayuntamientos madrileños para que pueden acometer la reconstrucción de sus economías con garantías para la creación de empleo y la protección social en el ámbito de sus competencias.
  9. Reforzar los recursos destinados a combatir la violencia machista hacia las mujeres, en todas sus expresiones, en una situación como la actual en la que las víctimas están todavía más desprotegidas.
  10. Crear, en el ámbito del Consejo para el Diálogo Social de la Comunidad de Madrid, una comisión que impulse un acuerdo político y social para recuperar la economía fortaleciendo el sistema de protección social para que nadie se quede atrás.
Los editores de Aquí Madrid valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir con la política editorial del periódico sobre buenas prácticas profesionales.

Deja un comentario