Uno de cada tres niños podría crecer en la pobreza en España

Según Save The Children, uno de cada tres niños podría crecer en la pobreza, en España, durante la próxima década, a causa de la crisis de COVID-19

0
46
niña preocupada
Imagen de Bessi en Pixabay

Save The Children denuncia una terrible situación: a causa del aumento de la vulnerabilidad de muchas familias, acuciado por la crisis de COVID-19, uno de cada tres niños podría crecer en la pobreza en España durante la próxima década.

Antes de la pandemia, la cifra de niños y niñas que vivían en situación de pobreza infantil en España ascendía al 26,7 por ciento. Ahora, como consecuencia de la emergencia alimentaria nacida de la COVID-19, la situación ha empeorado. A los problemas de alimentación se suman las dificultades de ofrecer a los niños en situación de pobreza una educación a distancia.

Contra toda esta situación, Save The Children saca varias iniciativas, como A tu lado o #QueNadieQuedeAtrás. Mediante la asistencia directa a familias vulnerables o mediante la demanda de medidas por parte del Estado, Save The Children busca evitar su mayor temor: que uno de cada tres niños podría crecer en la pobreza en España durante la próxima década.

Educación a distancia, pero no para todos

Y es que, el problema vital de la pobreza siempre ha agudizado las desigualdades en el acceso y aprovechamiento de la educación. Por ello, España, el país con mayor abandono escolar de la UE podría ver empeorada su situación. 

La tele-educación, que se ha vuelto imprescindible, requiere de una serie de medios digitales no accesibles para muchas familias. Se teme que los niños y niñas con esta situación puedan descolgarse y empeorar su situación. 

Es por ello que Save The Children viene desarrollando el programa de asistencia A tu lado. Con él, la entidad ha tratado de ofrecer medios digitales a las familias en situación de vulnerabilidad socioeconómica con las que viene trabajando. Sin embargo, la necesidad es mayor que su posibilidad asistencial. Es necesario un firme compromiso político. 

Propuestas al gobierno contra la pobreza infantil

La falta de una respuesta contundente por parte de la clase política, lleva a Save The Children a sacar una campaña de firmas. Pretenden hacerlas llegar al Gobierno, de cara a que se inicien actuaciones directas en la lucha contra la pobreza infantil. 

La iniciativa, llamada #QueNadieQuedeAtrás, y que puedes firmar aquí, pretende del Gobierno y todos los partidos políticos que:

  • Prioricen a la infancia y las familias vulnerables, en la respuesta a la COVID-19.
  • Garanticen ingresos suficientes para que todas las familias con hijos e hijas a cargo puedan cubrir las necesidades mínimas de crianza. Su demanda incluye a familias migrantes en situación irregular, y sugiere o un Ingreso Mínimo Vital o transferencias como la prestación por hijo a cargo.
  • Especial consideración a las familias monoparentales en todas las medidas.
  • Un programa de refuerzo escolar que fomente la vinculación con la escuela y reduzca la brecha de aprendizaje entre el alumnado más desfavorecido.
  • Regularizar a la infancia tutelada que cumpliese la mayoría de edad durante el estado de alarma. Es necesario reforzar los recursos la emancipación y postutela de estos jóvenes. También reanudar las tramitaciones de las peticiones de asilo y los permisos de residencia.
  • Aprobar urgentemente la Ley Orgánica para la Protección de la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia. El objetivo es reforzar  equipos, medios y recursos de detección y protección de las situaciones que se hayan podido sufrir durante el confinamiento.

En este sentido, la organización nos recuerda que muchos  menores están viviendo la crisis  confinados con su agresor. Sufren violencias como el maltrato o el abuso sexual. En España, antes de la pandemia, una de cada dos denuncias por abusos sexuales tenía como víctima a un menor. Estos niños y niñas requieren medidas urgentes que les protejan de esta violencia.

Vídeo de la campaña #QueNadieQuedeAtrás, apelando a la infancia de los líderes políticos.
Habito entre la información y el arte, como el niño que baila entre la filosofía y la poesía. Creo en el compromiso, pero no en los dogmas, y más que la verdad, busco las perspectivas, aunque siempre trato de recopilarlas de forma fiel y rigurosa. Dicen que hay un tal Zule que publica con mi voz, pero yo creo que simplemente somos dos jugadores de un mismo juego: el que cree en la palabra y su poder transformador, así como en la responsabilidad de usarla honradamente.

Deja un comentario