Vagones llenos de pasajeros, estaciones repletas de gente, aglomeraciones y esperas eternas para poder coger un tren Cercanías, así se ha despertado la Comunidad de Madrid.

Decenas de pasajeros han llenado las redes sociales de imágenes y vídeos denunciando la situación que se ha tenido que vivir este lunes por la mañana en distintas estaciones de Cercanías y Metro Madrid.

Desde que el pasado sábado 14 de marzo el Gobierno de España decretase el estado de alerta en todo el país, se advirtió que solo aquellos establecimientos de primera necesidad como supermercados, farmacias, gasolineras o estancos podrían estar abiertos al público.

Así mismo, desde el Gobierno se instó a que toda persona que pudiera teletrabajar desde casa lo hiciera, evitando así salir a la calle.

Sin embargo, la situación vivida en la mañana de este lunes, primer día laborable tras decretar el estado de alerta, ha demostrado que estas medidas continúan sin ser suficientes.

“He estado más de 30 minutos en el andén 8 de Atocha esperando a que llegase el Cercanías”, cuenta Lucía, una de las afectadas, a través de su cuenta de Twitter.

“Menos mal que el Gobierno, ante la situación de alarma que vivimos en Madrid, iba a asegurar el 100 por cien del transporte en Cercanías Madrid para todos aquellos, como yo, de clase obrera, que nos vemos obligados por los grandes empresarios españoles a acudir a nuestros puestos de trabajo” denuncia, por su parte, Félix.

Es por ello que desde UGT han querido trasladar una serie de acciones a tomar de ‘forma urgente’ en Cercanías.

UGT insta a tomar medidas de forma ‘urgente’

Incapaces de poder cumplir con las recomendaciones de distanciamientos social (mínimo un metro) decretadas por las autoridades sanitarias, la Unión General de Trabajadores ha emitido un comunicado instando al presidente de Renfe Operadora a:
– Limitar el aforo en andenes y vagones de transporte ferroviario, mediante el control de acceso a las estaciones.
– Reforzar el personal de seguridad privada para cumplir con la anterior recomendación.
– Pedir el apoyo, si fuera necesario, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en las estaciones más transitadas y en intercambiadores de transporte.
– Incrementar el número de circulaciones / frecuencias.

Si bien es cierto que desde que se decretase el estado de alerta, el número de usuarios de transporte público, así como el número de coches en circulación ha descendido de manera drástica en todo el país, parece ser que en el primer día laborable la situación ha cambiado.

Por ello, desde UGT también han denunciado que “de poco sirve que la ciudadanía haya asumido la importancia de quedarse en casa durante el fin de semana si, llegado el primer día laborable, los trabajadores y las trabajadoras tienen que estar desplazándose para acudir a sus centros de trabajo.”

Por su parte, la secretaria general de Transportes, Maria José Rallo, ha asegurado que “a partir del martes, en la línea C-5 de cercanías de Madrid se va a producir un refuerzo de servicios para tratar esa sensación de aglomeración”. Desde el Gobierno, “somos conscientes de que ha habido algún problema operativo específico que ha hecho que, en algún tren concreto, se haya producido una cierta sensación de aglomeración de las personas”, cuestión sobre la que van a ponerse a trabajar de inmediato, asegura.

Mi madre nunca me lo ha confesado, pero yo estoy segura de que la primera palabra que pronuncié siendo bebé fue « ¿Por qué? » Años más tarde, en el colegio, los profesores me apodaron la niña de las tres preguntas y, desde entonces, tuve bastante claro que lo mío era la comunicación.

Deja un comentario