Finalmente, el Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) va a destinar medio millón de euros para ayudar a sus comerciantes y hosteleros por la crisis de la COVID-19, según ha anunciado el alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz, que ha asegurado que «gracias a estas ayudas los empresarios podrán comprar elementos de protección, mamparas o adaptar el establecimiento al comercio electrónico, facilitando su vuelta a la actividad».

Ayudas directas a empresas

El Círculo de Empresarios de Majadahonda canalizará dicha inversión, que se dirigirá a todos los comerciantes, asociados o no. Lo hacen para agilizar la gestión de las ayudas, con objeto de que lleguen cuanto antes a empresarios y autónomos.  

Esta partida se suma a las medidas fiscales previamente presentadas por el consistorio, como anulaciones de tasas y bajadas de impuestos a familias y empresas. Con estas intervenciones, el ayuntamiento dejará de ingresar cerca de un millón y medio de euros, que servirán para dinamizar la economía y el empleo.

Apoyo a las familias

Las ayudas a las familias numerosas se incrementan en cinco puntos porcentuales llegando a cifras de entre el ocho y el veinticinco por ciento. Así mismo, se establece el 0,4 por ciento el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de propiedades rústicas. Esto supone una reducción del treinta y tres por ciento.

El impuesto de vehículos disminuye en base a los certificados de impacto medioambiental. Se reduce un veinticinco por ciento para vehículos con certificado C y un diez por ciento para el certificado D. La certificación ECO asciende al 60 por ciento de descuento.

Además, toma medidas de cara a apoyar a los familiares de las personas fallecidas en el presente año. Lo hace incrementando al máximo legal del 95 por ciento (un once por ciento más que ahora) la reducción fiscal el Impuesto del Incremento del valor de los terrenos de Naturaleza Urbana. Este se aplica a bienes recibidos por el fallecimiento de un familiar, a favor de su cónyuge, sus ascendientes o sus descendientes.

Fomento del empleo

De cara a facilitar la creación de empleo, se bonificará al 75 por ciento el IBI. La bonificación se aplica a concesiones municipales que fomenten el empleo o sean de interés social.

Además, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) se bonificará al 50 por ciento, es decir, a su máximo legal. Se aplicará a empresas que generen empleo indefinido, de cara a asegurar el mantenimiento de los puestos y la capacidad adquisitiva de los ciudadanos.

Apoyo al comercio

El ayuntamiento incrementa al 95 por ciento las bonificaciones en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras. El motivo es potenciar la adaptabilidad de los locales a las posibles reconversiones y adaptaciones de los negocios.

Se trata de facilitar a los comercios adaptarse a las nuevas situaciones que surgirán tras la pandemia. El objetivo es incentivar nuevos negocios que permitan generar empleo. A tal fin, se suspenden por un año las tasas de las siguientes licencias:

  • De apertura.
  • Para cambiar o añadir actividades.
  • Que permitan la ampliación física del local.
  • Para utilizar locales como complemento de la actividad principal, que se ubique en otro local.
  • Cambio de autoridad.
  • Cambio temporal de titularidad.
  • Ejercicio temporal de actividad.
  • De funcionamiento.

Modificación de tasas

Así mismo, se modificarán las siguientes tasas.

  • Terrazas: no se pagará mientras la actividad no pueda llevarse a cabo de manera total o parcial, con motivo del estado de alarma, o se reducirá el 50 por ciento durante el siguiente ejercicio.
  • Mercadillo: se reduce un 50 por ciento este ejercicio y el que viene, y se devolverá la parte proporcional al periodo de inactividad por el estado de alarma.
  • Quioscos: se reduce en un 50 por ciento.
  • Ocupación de la vía pública: suspendida por un año para actividades de dinamización del comercio local, como promoción y ferias.

Todas estas medidas se enmarcan dentro del Plan de Acción del Ayuntamiento de Majadahonda, que se sumará a inyecciones de capital para reactivar la economía local y menguar los efectos de la crisis económica fruto de la COVID-19.

Habito entre la información y el arte, como el niño que baila entre la filosofía y la poesía. Creo en el compromiso, pero no en los dogmas, y más que la verdad, busco las perspectivas, aunque siempre trato de recopilarlas de forma fiel y rigurosa. Dicen que hay un tal Zule que publica con mi voz, pero yo creo que simplemente somos dos jugadores de un mismo juego: el que cree en la palabra y su poder transformador, así como en la responsabilidad de usarla honradamente.

Deja un comentario