El parón de la actividad económica provocado por la crisis del coronavirus ha acarreado graves efectos en la economía y en el mercado de trabajo madrileño, que han podido salvarse gracias los ERTE, ya que han ayudado a contrarrestar los despidos en las empresas.

En la Comunidad de Madrid hay 405 023 personas desempleadas, de las cuales 41.263 corresponden a este último mes (un 11,3 por ciento más que en marzo y un 21,1 por ciento más que hace un año).

Tras conocer los datos de paro y contratación del mes de abril, hay que valorar esta medida como necesaria pero insuficiente; porque a pesar de suavizar la cifra, hay 52.000 personas desempleadas más que en febrero.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, ha caído en 86.447 personas, lo que supone un 2,68 por ciento menos que en el mes anterior.

Al terminar abril se registraron 566.307 personas en ERTE, lo que indica que por cada nueva persona desempleada se han mantenido diez empleos con medidas de suspensión. Por otro lado, se firmaron menos de 70.000 contratos en Madrid, poco más de un tercio de los que se firmaron en el mismo mes del año pasado.

Comisiones Obreras (CC.OO.) reclama al Gobierno de la Comunidad de Madrid que ponga en marcha mecanismos para afrontar este problema social inmediatamente.

Manuel Giménez, es el consejero de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid

De mal en peor

El mayor problema es que, tras esta crisis, los sectores que más ayudan a la Comunidad de Madrid ahora son los más perjudicados.

La economía madrileña se basa principalmente en el sector servicios, y este es el que más ha sufrido por esta crisis; en primer lugar la hostelería, seguida de actividades administrativas y servicios auxiliares, construcción y comercio.

Para paliar los efectos laborales de la crisis sociosanitaria, el Gobierno regional ha tomado medidas para proteger y reactivar el empleo y la actividad económica. 

Problemas añadidos

Estos datos llegan en un momento en el que el nivel de protección por desempleo es muy bajo. En marzo (última fecha para datos de prestaciones) obtuvieron desempleo 190.308 personas.

De ellas, 113.625 cobraron prestación y 76.683 algún subsidio de como máximo 430 euros. Además, el paro de larga duración (con personas que agotan prestaciones) por un lado, y la precariedad (con trabajadores que no alcanzan las cotizaciones suficientes) por otro, provocan que la desprotección se agrave entre las personas desempleadas en un momento en la que la economía está prácticamente parada.

Comisiones Obreras

CC.OO. denuncia «cómo la recuperación económica de los últimos años se convertía en una oportunidad perdida». Dicen que los trabajadores y trabajadoras temporales son los que sufren más el ajuste.

Demandan que durante los años de recuperación económica no se apostó por los sectores que ellos consideran necesarios para la ciudadanía, como los servicios públicos y los cuidados, entre otros.

Esta crisis ha demostrado el gran problema que hay en la Comunidad en servicios públicos, como la sanidad, la dependencia, las residencias, los servicios sociales y la educación. También la insuficiencia de una industria y un sector tecnológico para generar empleo, para dotarnos de la tecnología necesaria, y evitar el desabastecimiento sanitario y las limitaciones de la digitalización.

En definitiva, la organización defiende que todo lo que ha ocurrido demuestra que es imprescindible rectificar la política regional. Esto se puede solucionar con una recuperación económica equilibrada, que modernice la economía, que no la haga depender de unos pocos sectores y que ponga a las personas en el centro, para que sean lo más importante.

CC.OO. asegura que, para conseguirlo, es necesario acabar con las rebajas fiscales y recuperar una fiscalidad solidaria y justa; y activar un diálogo social y la cooperación de todas las administraciones.

Siempre me dicen que “Cuando te empeñas… te empeñas”. Saltando obstáculos para luchar por lo que más quiero: ser una buena periodista. A pesar de los "peros" ajenos, que no son pocos, hay que ser tenaz siempre, hasta el final.

Deja un comentario