La Secretaría de Estado de Seguridad y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos han firmado un convenio para articular la cooperación con la Policía Nacional y la Guardia Civil para mejorar la protección de los colectivos sociales más vulnerables: personas mayores, víctimas de violencia de género y menores en situación de riesgo, así como para prevenir la desaparición no voluntaria de personas.

Expertos policiales intercambiarán información y formación con 22 102 farmacias repartidas por toda España, para reforzar las labores policiales de protección y auxilio a aquellos colectivos más vulnerables. Para ello contarán también con la colaboración del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) y de los propios Colegios.

Dicho convenio, firmado por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y el presidente del CGCOF, Jesús Aguilar, Policía Nacional y Guardia Civil, podrá disponer de la colaboración de las farmacias comunitarias para difundir mensajes con consejos de autoprotección y prevención orientados a estos grupos.

La propuesta partió del Consejo General de Farmacéuticos, que propuso a la Secretaría de Estado de Seguridad, en mayo del 2019.

Ayuda mutua

Policía Nacional, Guardia Civil y Farmacéuticos, tres profesiones con un alto reconocimiento social, sumarán esfuerzos para proteger a los colectivos vulnerables, aprovechando la accesibilidad, cercanía y confianza de los ciudadanos en las farmacias. Se coordinarán actividades formativas recíprocas de ambas partes sobre aquellos riesgos que amenazan la seguridad de dichos grupos.

Es precisamente esa vulnerabilidad la que convierte a los miembros de esos grupos sociales en usuarios habituales de las farmacias. Los profesionales de estas suelen ser los primeros en detectar síntomas de riesgo en las personas mayores, víctimas de violencia de género, menores víctimas de malos tratos o con problemas de alcoholismo; o la desaparición de personas que, sin motivo aparente, dejan de acudir al establecimiento.

Gracias al convenio, los expertos de Policía Nacional y Guardia Civil asesorarán a los profesionales para una mejor detección de esas señales de alarma y se generarán cauces ágiles para que esa información llegue cuanto antes a las unidades policiales adecuadas, de manera que sea posible habilitar cuanto antes medios de prevención o de auxilio.

Aquí Madrid se ha puesto en contacto con varias farmacias del territorio español, y ninguna tiene conocimiento de estas medidas, ya que no se les ha notificado todavía.

Deja un comentario