UGT y CC.OO. han reclamado al Ministerio de Transportes más protección, más información y más atención para las personas encargadas de abastecer el mercado.

Ambos sindicatos han enviado una carta al ministro de Transportes José Luis Ábalos. En el comunicado, le han hecho llegar la necesidad «imperiosa» de realizar el mayor esfuerzo posible para contener los efectos de la enfermedad.

Aseguran que lo han hecho porque «en el ámbito del transporte, pese a las medidas que ya hay para detener la epidemia, es necesario que se habiliten más recursos».

En su opinión, por el momento los trabajadores no están perfectamente cubiertos con los correspondientes equipos de protección.

«Aunque somos conscientes de la situación excepcional actual, realizamos esta petición en vista de cómo está creciendo el malestar entre los trabajadores», explican.

Por ello, reclaman más atención por parte de las autoridades administrativas, políticas y empresas: «estos trabajadores son indispensables para mantener funcionando el país y atender a sus necesidades».

Colectivo de alto riesgo

Colectivos laborales y profesionales como los de los ferrocarriles, los conductores profesionales de transportes por carretera, de los puertos y la estiba, y del transporte marítimo, «deben ser protegidos con el mayor rigor e inmediatez». Pero tampoco «hay que olvidarse de los que están al servicio de las infraestructuras aeroportuarias», apuntan.

En opinión de las centrales sindicales, estos trabajadores «deben de ser considerados colectivos de alto riesgo, pues sobre ellos descansa la viabilidad del país».

Además, en la logística y el handling «están teniendo serios problemas por la ausencia de puntos seguros para poder parar a descansar, comer o lavarse».

En este momento crítico para todo el país, quienes prestan servicios en el sector del transporte requieren de todos los esfuerzos del Ministerio de Transportes para reducir los contagios, mejorar el servicio y proteger su bienestar.

Mi madre nunca me lo ha confesado, pero yo estoy segura de que la primera palabra que pronuncié siendo bebé fue « ¿Por qué? » Años más tarde, en el colegio, los profesores me apodaron la niña de las tres preguntas y, desde entonces, tuve bastante claro que lo mío era la comunicación.

Deja un comentario