Los agricultores y ganaderos madrileños, uno de los sectores más afectados por la crisis de la COVID-19, se unen a la solidaridad civil de las últimas semanas. Para ello, entregarán cada semana parte de su producción a diferentes ONG, bancos de alimentos y personas en dificultad económica.

Las donaciones de los agricultores y ganadores se efectúan a través de la gestión y donación de empresas como Bayer, Syngenta y Banco Sabadell. Desde que estalló la pandemia en España y se declaró el estado de alarma, se paralizaron todas las manifestaciones de los agricultores con las que pedían una mejora económica en la gestión de sus productos. Aunque las negociaciones sí continúan en plena crisis sanitaria, pero de forma telemática.

Una de las consecuencias de las restricciones de movimiento de las personas y el cierre de numerosos negocios, ha sido la reducción de vías de ventas de los agricultores y ganaderos. Por ello, las ventas se realizan especialmente a las grandes superficies. Pero estas tienen un mayor poder a la hora de negociar el precio de la materia prima. A pesar de ello, los agricultores y ganaderos, considerados como un colectivo esencial, mantienen su actividad productora en estos días. Al mismo tiempo, esta disminución de las ventas provoca, según la UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos) de Madrid «un reguero de explotaciones afectadas por una caída del consumo y las ventas».

La UPA de Madrid para ofrecer una respuesta, además de solidaria a este problema de stock ha organizado la iniciativa «Alimentos Solidarios de Madrid». Un plan con el que se dona comida a bancos de alimentos, personas necesitadas y oenegés. La primera entrega fue en Semana santa.

Los ganaderos también se unen

Asimismo, al caso de los agricultores madrileños se suma el ejemplo de los ganaderos de la Sierra de Madrid, puesto que 120 corderos fueron entregados a Cáritas Sierra Norte. Dichas cabezas de ganado sirvieron para alimentar a las personas atendidas por la organización en esta zona de la Comunidad de Madrid.

Por otro lado, desde UPA Madrid aseguran que esta iniciativa ayuda a «frenar la ruina de los ganaderos, evitar el desperdicio alimentario, pues algunos productos podrían quedarse sin salida en el mercado al romperse el ciclo de producción-distribución y, por supuesto, aportar nuestro grano de arena en forma de alimentos de calidad en estos duros días de pandemia».

Además, esta iniciativa, que desde UPA Madrid califican de abierta y participativa, se suma a otras impulsadas por Fademur y UPA en diferentes zonas de España en colaboración con instituciones como Red Eléctrica de España o la Cruz Roja. De hecho, desde UPA Madrid añaden que están abiertos «a la colaboración de todas las empresas que quieran aportar fondos para ayudar en esta iniciativa de solidaridad circular».

Intento aprender siempre de lo que leo, veo y escucho. Prestar atención a los problemas de las personas y contarlo de la mejor forma posible es mi objetivo como profesional. Mi otra pasión es el cine.

Deja un comentario