La falta de apoyo gubernamental a la labor de recogida y reparto de alimentos que desarrollan las entidades vecinales, lleva a la Red Solidaria (RS) Villa de Vallekas a concentrarse el próximo lunes 6 de julio a las 12:00, frente a la Junta Municipal del Distrito de Villa de Vallecas (Madrid)..

Al igual que muchas otras entidades, la RS ha venido trabajando durante toda la pandemia sin apoyo gubernamental. Entidades como la suya son las que, con el trabajo voluntario de vecinas y vecinos, han sacado adelante la situación de muchas familias.

Es su solidaridad la que ha abastecido las llamadas colas del hambre de la COVID-19, no la inacción de una clase política que solo las ha usado como arma arrojadiza.

A lo largo de la cuarentena, la Red Solidaria ha repartido 2 400 cestas de comida, cada una valorada en treinta euros. En total hablamos de que su solidaridad ha recaudado unos 72 mil euros en productos de alimentación e higiene básicos.

A esto se suman otras donaciones, como las frutas y verduras llegadas de Almería, Mercamadrid, la Tienda de la Abuela y la Huerta de la Colmena. Junto a pañales, potitos y alimentación para bebés, calculan haber recaudado un total cien mil euros en productos de primera necesidad. Todos ellos han sido donados por vecinos, vecinas y entidades privadas.

Son las personas del barrio las que han financiado a la RS. Hace poco más de un mes celebraron el Vallekas Coronafest, buscando recaudar fondos. En torno al evento, músicos y otros artistas han colaborado con conciertos benéficos y subastas solidarias.

Porque todo lo que tienen, lo han conseguido sin ayuda gubernamental. La Comunidad de Madrid y las Juntas de Distrito se han desentendido. Lo que no ha evitado que haya quienes intenten achacarse los méritos del trabajo de las voluntarias. 

Para denunciar esta situación, invitan a todas las personas a participar el lunes 6 en su concentración. A las 12:00 se reunirán frente a la Junta de Distrito de Villa de Vallecas. Piden que las familias lleven un carro de compra vacío, para evidenciar su situación de carencia y la inacción gubernamental. Porque ellas lo tienen claro: «solo el pueblo salva al pueblo».

Habito entre la información y el arte, como el niño que baila entre la filosofía y la poesía. Creo en el compromiso, pero no en los dogmas, y más que la verdad, busco las perspectivas, aunque siempre trato de recopilarlas de forma fiel y rigurosa. Dicen que hay un tal Zule que publica con mi voz, pero yo creo que simplemente somos dos jugadores de un mismo juego: el que cree en la palabra y su poder transformador, así como en la responsabilidad de usarla honradamente.

Deja un comentario