El fallecimiento por COVID-19 no se considera accidente laboral, según el sindicato USO, pero la convalecencia por contagio sí está registrada como accidente de trabajo.

Ante la falta de reconocimiento general de la muerte por el coronavirus, el sindicato USO ha registrado en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones una petición, cuya pretensión es que se valore como accidente laboral.

De hecho, como recuerda Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO: «una de las primeras medidas que tomó el Gobierno con respecto al contagio o posibilidad de contagio por coronavirus fue asimilar su cuidado o aislamiento a la baja laboral». Pero al principio de la crisis, afirma, el Gobierno «lo consideró contingencias comunes». Además, otro hecho que destaca es que «esa cobertura no se extiende en caso de fallecimiento y este es considerado causa de enfermedad común».

El gran obstáculo del accidente laboral

Aunque sí hay un supuesto en el que el fallecimiento por COVID-19 se considera accidente laboral. Es accidente laboral cuando se pruebe que el contagio que ha provocado la muerte se ha producido «exclusivamente» a la hora de trabajar. Pero la contrapartida de este supuesto, según el sindicato, es que «si nos guiamos por el criterio de baja o alta exposición al virus, queda reservado a grupos muy específicos de la población, como es el personal sanitario».

En cuanto a la posibilidad de demostrar o no si el contagio se ha producido en el lugar de trabajo, USO defiende que «es imposible demostrar el origen laboral del contagio, como también es imposible demostrar que no lo es. Cualquier persona que se desplace o se haya desplazado a su centro de trabajo, ha podido contagiarse en el transporte o la vía pública».

El sindicato añade una dificultad más, concretamente, el hecho de que varias profesiones no son contempladas de alto riesgo y que pueden contagiarse al mismo tiempo. Entre los profesionales no reconocidos se encuentran los celadores, el servicio de limpieza o el personal de supermercados.

Deja un comentario