Según el Banco Mundial, la crisis sanitaria de la COVID-19 puede llevar a 60 millones de personas a la «pobreza extrema», es decir, vivirán con menos de dos dólares al día.

La entidad afirma que este empeoramiento de la calidad de vida se debe a que «la pandemia ha anulado gran parte de los recientes avances realizados en la mitigación de la pobreza».

Desde marzo de 2020, el Banco Mundial «ha proporcionado en muy poco tiempo niveles de apoyo sin precedentes para ayudar a los países a proteger a los pobre y vulnerables», y así, «reforzar los sistemas de salud, mantener el sector privado e impulsar la recuperación económica».

La pobreza extrema afecta a la mayoría de la población

La organización financiera internacional comunicó en nota de prensa que había establecido operaciones de respuesta y de ayuda en cien países en desarrollo, donde vive el 70 por ciento de la población mundial.

Del centenar de países que ha recibido ayuda, 39 se encuentran en África, concretamente al sur del Sáhara, además, casi un tercio del total de las iniciativas están en países afectados por «situaciones de fragilidad y conflictos».

Entre estos últimos países que están en situaciones de conflicto y a los que se les está ayudando monetariamente, se encuentra Senegal, con un desembolso de veinte millones de dólares americanos, así pues, se debe añadir a esta lista a Ghana, con 35 millones de dólares en ayuda, de los cuales, una parte se destinará para los sistemas de vigilancia de enfermedades, o Haití con veinte millones de dólares donados para establecer el rastreo de los casos confirmados de COVID-19.

Mujer iraquí

La compra de material sanitario es una urgencia

Parte de esta ayuda internacional está destinada a la compra de material y equipo sanitario, por ejemplo, el 23 de abril de 2020 el Banco Mundial aprobó el gasto de cien millones de dólares en EPI, respiradores y otros materiales para Filipinas.

Asimismo, en una situación similar a la del archipiélago filipino está Iraq, país al que el Banco Mundial destinó casi 34 millones de dólares para recursos en materia de sanidad.

Pero este apoyo del Banco Mundial no sólo es mediante donaciones, préstamos o inversiones de capital, puesto que, también se ha aprobado la suspensión bilateral del servicio de la deuda, siempre y cuando esté en conformidad con lo aprobado por los gobernadores del Banco.

Intento aprender siempre de lo que leo, veo y escucho. Prestar atención a los problemas de las personas y contarlo de la mejor forma posible es mi objetivo como profesional. Mi otra pasión es el cine.

1 Comentario

Deja un comentario