La cultura se limita con motivo del coronavirus. El Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha una medida preventiva: prohibir por decreto todos los eventos culturales, deportivos, de ocio y similares que conlleven la congregación de más de mil asistentes y obliga a reducir a un tercio el aforo habitual de los espacios habitualmente menores a dicha cantidad.

Lo hace para evitar que los espacios estén masificados durante los próximos quince días, reduciendo así el riesgo de contagio. La medida afecta a muchos de los eventos culturales que se iban a producir en las próximas dos semanas en Madrid capital.

A esta medida se suma al cierre de todos los centros culturales del ayuntamiento de Madrid (incluidos MediaLab Prado y Centro Centro) y buena parte de los de los consistorios más grandes de la comunidad (Alcalá de Henares, Alcobendas, Fuenlabrada, Getafe, Móstoles, Pinto, Rivas, Las Rozas…). En principio, estos cierres durarán hasta el próximo día 25 de marzo.

Museos

Los grandes museos (dependientes del Estado o de fundaciones privadas) no cierran, pero sí se adaptan al coronavirus. El museo del Prado limita la afluencia de personas para cumplir el máximo de mil personas bajo un mismo techo impuesto por el Ministerio.

El Thyssen, Mapfre y el Reina Sofía adoptan medidas semejantes, limitando el número de personas por turno de entrada y por sala, según el caso.

Los cuatro museos notan una reducción considerable en su afluencia de visitantes, con una caída de entre un cuarenta y un cincuenta por ciento respecto a la asistencia habitual de un día entre semana.

Teatros

Todos los teatros y espacios culturales gestionados por el Ayuntamiento de Madrid han sido clausurados. Entre ellos están el Teatro Circo Price, el Fernando Fernán Gómez, el Centro Cultural Conde Duque, y el Teatro Español y sus salas del Matadero, que no abrirán hasta el día veinticinco.

La Comunidad de Madrid opta, durante los próximos quince días, por reducir a un tercio el aforo de los espacios que gestiona. Así, se ven afectados los Teatros del Canal, el Auditorio de San Lorenzo del Escorial, el Real Coliseo Carlos III, el Teatro de la Abadía y el Corral de Comedias de Alcalá de Henares.

Música

También cierran el Teatro Real, que suspende la que era su producción más cara (Aquiles en Esciros), el Teatro de la Zarzuela y el Auditorio Nacional.

Los musicales de Gran Vía también se ven afectados por la normativa ministerial, dado que todos ellos superan el aforo de mil personas. De tal manera, clausuran grandes espectáculos, como El Rey León, Anastasia, Ghost, Billy Elliot, La Jaula de las Locas o Flashdance.

La música popular tampoco se escapa del coronavirus. El WiZink Center ha aplazado sus próximos conciertos. Tequila pospone su despedida del veinte de marzo al veintitrés de septiembre. Amaral hace lo mismo, del veintiuno al próximo diecinueve de septiembre. Aunque aún no hay confirmación, todo apunta a que también se cancelará el concierto de Maluma, que iba a ser el próximo veintinueve de marzo en el espacio madrileño.

En esta línea, no se celebrarán festivales como el Madrid Pop Fest, La Noche de Cadena Cien, La Radio Encendida o los Premios de la Música Independiente. La reducción de los aforos a un tercio de su capacidad afecta también a múltiples conciertos que ya colgaban el cartel de sold out. Algunos de los otros conciertos cancelados son:

  • Anathema
  • Arco (aplazado al siete de noviembre)
  • Alba Rache
  • Clarence Bekker Band
  • Cupido (aplazado al veinte de mayo)
  • Def Con Dos
  • Lola Marsh
  • Manolo Kabezabolo (aplazado al treinta de mayo)
  • Marina Tuset
  • Martirio y Chano Domínguez
  • Mojinos Escozios
  • Núria Graham (aplazado al diecisiete de abril)
  • Sons of Apollo

A nivel de salas de conciertos, de momento parece que la mayoría permanecerán abiertas. Solo es destacable la excepción de El Junco, que cierra temporalmente sus actividades culturales.

Cine

Si bien la afluencia al cine parece mantenerse con normalidad, se han pospuesto estrenos como «Un amigo Extraordinario» o «El Inconveniente». La Filmoteca Española, por su parte, sigue abierta, pero reduciendo a un tercio su aforo. El resto de salas de cine mantienen la normalidad, respetando, eso sí, la restricción de solo vender un tercio de su aforo.

Habito entre la información y el arte, como el niño que baila entre la filosofía y la poesía. Creo en el compromiso, pero no en los dogmas, y más que la verdad, busco las perspectivas, aunque siempre trato de recopilarlas de forma fiel y rigurosa. Dicen que hay un tal Zule que publica con mi voz, pero yo creo que simplemente somos dos jugadores de un mismo juego: el que cree en la palabra y su poder transformador, así como en la responsabilidad de usarla honradamente.

1 Comentario

Deja un comentario