Turespaña ha comenzado la iniciativa España te espera, queriendo fidelizar el turismo internacional recordando los atractivos del país, que podrán volverse a disfrutar cuando la pandemia de la COVID-19 finalice.

Como consecuencia de la pandemia, España se ha debilitado de cara al resto del mundo como lugar apetecible al que viajar. Por ello, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado que el país tiene que reposicionarse en el mercado turístico global como destino seguro.

En este sentido, Turespaña ha lanzado en esta campaña un vídeo con el eslogan «Tu casa siempre te está esperando. España te espera». En él se muestran todas las actividades que se pueden hacer en casa durante el confinamiento, mezcladas con imágenes de playas españolas y lugares de especial interés turístico, como el Museo del Prado o la Sagrada Familia.

Maroto continúa diciendo que el Gobierno no va a «dejar atrás al sector turístico», y que se necesita «dar certidumbre y confianza al visitante internacional; y estimular el turismo nacional para que este año se consuma España».

Sin embargo, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, desaconseja hacer reservas para verano, ya que «actualmente nadie puede hacer pronósticos fiables para julio y agosto», dice.

Turismo en España

TurEspaña es un organismo dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo responsable del marketing de España como destino turístico.

En 2019, nuestro país recibió 83,7 millones de turistas internacionales, lo que supuso un nuevo récord por séptimo año consecutivo.

El sector turístico es el segundo que más empleo genera (12,7 por ciento), después del comercio, y representa el 12,3 por ciento del PIB (Producto Interior Bruto) del país.

Previsiblemente, este sector va a tener la recuperación más complicada tras la crisis sociosanitaria actual. La pandemia ha dejado al mundo una imagen de España que, por lo menos ahora mismo, no atrae a los viajeros.

Este año, más que nunca, se necesita crear una campaña atractiva para favorecer los beneficios del país. Así se conseguiría que los turistas, nacionales y, sobre todo internacionales, antepongan lo bueno a lo malo que parece que la COVID-19 ha dejado en nuestra tierra.

Las playas españolas son el mayor atractivo del país, en verano, para los turistas

Problemas

La pandemia amenaza con llevarse por delante a centenares de agencias de viajes españolas, que ahora mismo se ven perjudicadas por la Directiva Europea de Viajes Combinados. En ella se trata de los reembolsos correspondientes a todos los viajes que están siendo cancelados.

Fetave (Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas) pide al Gobierno que paralice la normativa europea, o al menos que opte la flexibilización. Con esto conseguirían, al menos durante el estado de alarma, aplazar los viajes y no tener que pagar lo que estos suponen.

En palabras de César Gutiérrez, presidente de la asociación, el problema es que: «Los proveedores dicen que no van a devolver el dinero, y las agencias están obligadas a hacerlo. Pero a la vez, ese importe ya fue transferido a las aerolíneas, hoteles, etc. Es decir, muchas agencias van a quebrar porque van a tener que reembolsar a los clientes un dinero que ya pagaron. Gasto doble para nosotros, ninguno para los proveedores».

Es decir, los usuarios contrataron a través de las agencias unos viajes que han tenido que ser cancelados. En el momento de la compra, los turistas pagaron los servicios y las agencias se los remitieron a los proveedores: aerolíneas, hoteles, etc.

En la cancelación, muchas aerolíneas están obligadas por su propia normativa y por la Comisión Europea a devolver los importes. Sin embargo, no lo están haciendo. En vez de reembolsar el dinero físico, lo están haciendo en forma de vouchers y bonos. 

Ante esta situación es donde se crea la disputa, ya que el cliente puede reclamar su dinero a la aerolínea, pero según la Directiva mencionada, también puede hacerlo a la agencia. Si es así, las empresas pierden un dinero que no tienen, entrando en quiebra.

Siempre me dicen que “Cuando te empeñas… te empeñas”. Saltando obstáculos para luchar por lo que más quiero: ser una buena periodista. A pesar de los "peros" ajenos, que no son pocos, hay que ser tenaz siempre, hasta el final.

Deja un comentario