El turismo español deja temporalmente de mirar al público internacional para centrarse en su propio cliente nacional, con un nuevo enfoque defendido conjuntamente por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, Turespaña y la secretaría de Estado de Turismo, que pretenden resolver así la crisis económica y de movilidad que deja la COVID-19.

Catedral de Santiago de Compostela,
Catedral de Santiago de Compostela, Imagen de javier alamo en Pixabay

Mirando hacia adentro

Por ello, se han suspendido las acciones promocionales internacionales que había previstas de marzo a octubre en países como Alemania, Francia, Estados Unidos, Canadá y Japón, y que serán replanteadas a medio y largo plazo para sustituir el turismo exterior por uno de interior, ofreciendo incentivos y paquetes exclusivos.

Turespaña efectuará por primera vez campañas de promoción dirigidas al mercado nacional para «incentivar que los españoles conozcamos más España, hagamos turismo en nuestro país y nos movamos en nuestro territorio», señala la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver.

El ministerio va a hacer un plan que involucre a todos los agentes locales, autonómicos, nacionales e internacionales, apostando por el futuro para, tras este parón forzoso, recuperar el sector turístico.

Puente con la catedral de Córdoba al fondo en una imagen nocturna a la altura del río.
Córdoba de noche. Imagen de campunet en Pixabay

Colaboración

Oliver también explica que «no hay todavía un calendario oficial, pero tenemos claro que debemos trabajar todos juntos para afrontar la vuelta a esta nueva normalidad en las mejores condiciones y, ahora más que nunca, la colaboración público-privada será una clave importante».

«Vamos a lanzar una campaña para estimular el turismo nacional, en el momento en que la evolución de la pandemia lo permita», señala Rafael Ruiz, presidente del Grupo y alcalde de Ibiza, «2020 va a ser el año de redescubrir y disfrutar destinos cercanos únicos, como son las quince Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España».

«Nuestra prioridad ahora es reinventarnos y definir campañas de publicidad dirigidas al mercado nacional, en colaboración con Turespaña y con la secretaria de Estado de Turismo, para que las quince Ciudades Patrimonio sigan siendo un referente turístico», concluye Ruiz.

Molinos de viento manchegos, con un castillo al fondo,
Molinos de viento manchegos. Imagen de javier alamo en Pixabay

Viajar en casa

Las quince Ciudades Patrimonio de la Humanidad y sus monumentos pueden seguir recorreriéndose y conociéndose de forma virtual. Además, se están produciendo dos clips promocionales que mostrarán estas ciudades como destinos seguros y cercanos, que van a recibir a los viajeros con los brazos abiertos en cuanto lo permitan las autoridades sanitarias.

Alcalá de Henares, Ávila, Baeza, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza/Eivissa, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo y Úbeda son las quince ciudades declaradas por la Unesco que conforman el selecto Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad en España. «Ya estamos trabajando para que nuestras ciudades vuelvan a brillar», concluye Ruíz.

Habito entre la información y el arte, como el niño que baila entre la filosofía y la poesía. Creo en el compromiso, pero no en los dogmas, y más que la verdad, busco las perspectivas, aunque siempre trato de recopilarlas de forma fiel y rigurosa. Dicen que hay un tal Zule que publica con mi voz, pero yo creo que simplemente somos dos jugadores de un mismo juego: el que cree en la palabra y su poder transformador, así como en la responsabilidad de usarla honradamente.

2 Comentarios

Deja un comentario