Un equipo internacional de científicos en el que ha participado la Universidad de Granada (UGR), ha demostrado cómo las prótesis retinianas modernas, podrían rescatar las funciones visuales de ratas ciegas.

Las distrofias retinianas hereditarias que comportan la ceguera legal y por tanto, la pérdida gradual de la vista en diversas enfermedades; retinosis pigmentarla, Stargardt, degeneración macular asociada a la edad, entre otras, podrían en un futuro, ser estimuladas gracias a las prótesis retinianas que intervendrían en la red retiniana interna. Actualmente, la falta de sensibilidad y resolución, además de la necesidad de emplear cámaras externas y un cableado, está retrasando en cierta forma su evolución.

Por ello, los investigadores han comprobado cómo las llamadas nanopartículas de polímero conjugado (P3HT-NP) que intervienen en la estimulación evocada por la luz de las neuronas retinianas, podrían rescatar ciertas funciones visuales en ratas ciegas.

Este estudio, que ha sido publicado en la revista Nature Nanotechnology, ha permitido dar a conocer la activación de las neuronas retinianas en degeneraciones que conducen a la pérdida gradual de visión, y han valorado el papel de las nanopartículas que se han inyectado debajo de la retina de un roedor.

«En el modelo estudiado, las nanopartículas promueven la activación dependiente de la luz de las neuronas retinianas internas preservadas, recuperando respuestas visuales en ausencia de inflamación de la retina”, explica Mattia Bramini, del Instituto Italiano di Tecnologia y actualmente investigador Marie Curie-Athenea3i en la UGR.

“Al conferir sensibilidad a la luz después de una sola inyección –añade-, y con el potencial de alta resolución espacial, las nanopartículas proporcionan una nueva vía en prótesis retinianas con aplicaciones potenciales no solo en la retinitis pigmentosa, sino también en la degeneración macular relacionada con la edad”.

Estas nanopartículas proporcionan una nueva vía en prótesis retinianas con aplicaciones potenciales en enfermedades asociadas a la retina. Cuando son microinyectadas en el ojo, estas se distribuyen de manera amplia y persistente en todo el espacio subretiniano sin que se produzcan reacciones inflamatorias significativas. Tras una sola inyección las nanopartículas rescatan el comportamiento fisiológico de la retina a la luz, así com ola actividad de la corteza visual y la agudeza visual a niveles indistinguibles de los de las ratas sanas. Este efecto perduró durante al menos, ocho meses.

Mediante esta apuesta, las nanopartículas de polímero P3HT representarían el primer intento de rescatar la sensibilidad y la discriminación espacial en las retinas degeneradas en respuesta a la luz visible. Esta investigación es la puerta para otras aplicaciones biomédicas en enfermedades de la retina que cursan con baja visión así como en otras en donde el sistema nervioso central está comprometido.

Este trabajo ha sido desarrollado por investigadores del Centre for Synaptic Neuroscience and Technology del Centre for Nanoscience and Technology en colaboración con otras universidades; Pisa, Génova, Milán y Granada.

Periodista. Doctora en Ciencias de la Información. PhD. Máster en Dirección Comercial y Marketing. Fotógrafo. Consultora de Comunicación Socia directora LOQUETUNOVES.COM; Presidenta de D.O.C.E.( Discapacitados Otros Ciegos de España); Secretaria General del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD); Miembro del Consejo Asesor de la Fundación López-Ibor; Miembro del Comité de Eulen Sociosanitarios; Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland); exdirectora del diario Qué Dicen. Divulgadora científica, comprometida con la discapacidad y la accesibilidad universal.

Deja un comentario