El Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos, ha emitido un aviso de gravedad tras haber detectado un exceso de residuos de pesticidas en naranjas al llegar a la frontera de Finlandia.

Las naranjas, importadas de Israel, llegaron a la frontera con Finlandia donde, tras los análisis pertinentes, fueron rechazadas.

Y es que, según el RASFF (sistema de alerta rápida para alimentos y piensos, por sus siglas en inglés), la mercancía contenía restos de bromopropilato en una proporción de 0’28 miligramos por kilogramo. Eso multiplicaría por 28 su Límite Máximo de Residuos (LMR), que está establecido en 0’01 miligramos.

Por parte de las autoridades fronterizas de Finlandia se procedió a rechazar la mercancía impidiendo así su acceso a los lineales de las tiendas y supermercados, evitando cualquier peligro para los consumidores.

Síntomas

El bromopropilato es un acaricida no sistémico, de contacto y acción residual, que controla todos los estadios de ácaros tetranichidos y eriófidos en diversos cultivos.

Por contacto, puede producir irritación en los ojos, piel y mucosas, además de dermatitis, conjuntivitis y lacrimeo.

Así mismo, si se ingiere un alimento con este pesticida, puede generar alteraciones gastrointestinales, vómitos, náuseas, diarrea, dolor abdominal, cefalea, dolor de cabeza, agitación y convulsiones.

Mi madre nunca me lo ha confesado, pero yo estoy segura de que la primera palabra que pronuncié siendo bebé fue « ¿Por qué? » Años más tarde, en el colegio, los profesores me apodaron la niña de las tres preguntas y, desde entonces, tuve bastante claro que lo mío era la comunicación.

Deja un comentario