Durante el Estado de Alarma, son muchos los ciudadanos que, para evitar salir de sus casas, están comprando por internet, ya sea alimentación, medicamentos o productos sanitarios. Por ello, hay que tener mucho cuidado al hacerlo, porque no siempre es tan fácil y fiable como parece.

La venta ilegal de fármacos a través de internet supone una grave amenaza para la salud. Como consumidores responsables debemos adoptar las medidas necesarias para efectuar una compra segura. Se trata de evitar que no nos llegue el pedido, o que lo que recibamos no sea lo que necesitamos, sino un producto innecesario, e incluso peligroso para la salud.

La legislación española no permite la venta a distancia de medicamentos que necesiten prescripción médica, por lo que en estas webs solo se podrán adquirir aquellos fármacos que no necesiten de ella.

Antes de iniciar la compra (sea del tipo que sea), hay que asegurarse de que las webs donde lo estamos haciendo son fiables. El Ministerio de Sanidad, el de Consumo o la Agencia Española del Medicamento, disponen de una lista de las fuentes fiables para la compra online.

La situación que ha provocado la COVID-19 hace a la población más vulnerable a sucumbir a ofertas que se muestran como un tratamiento eficaz para prevenirlo o curarlo. De esta manera, además, parece que podemos resolver el problema sin necesidad de ser atendido por los servicios sanitarios, para que no se colapsen.

Por ello, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) quiere alertar a los consumidores para que no arriesguen su salud y consulten fuentes oficiales, y en especial ante la situación actual.

Recomendaciones para evitar timos

Con cualquiera de las siguientes dos opciones, podemos confirmar que estamos en un sitio web seguro, donde lo que nos venden no atenta ni a nuestra salud ni a nuestra seguridad económica.

1. Verificar que el sitio web es seguro y está autorizado. Para ello, hay que buscar en la página el logotipo común que la Comisión Europea ha establecido para identificar las sites donde podemos comprar medicamentos de manera segura. Este logo asegura que se cumple la normativa en materia de salud y seguridad recomendadas por la UE.

Logotipo común para identificar las webs seguras

Debajo del distintivo se posiciona la bandera del país donde está la farmacia dispensadora, nunca aparece la de la Unión Europea. Al pinchar en él, nos llevará al listado de establecimientos autorizados.

2. Otra manera de llevar a cabo esta misma comprobación es accediendo a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), adscrita al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

En ella aparecerán todas las farmacias autorizadas para hacer venta online. Es decir, el mismo listado que aparecía en la primera recomendación.

Prevención

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) a través del Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han publicado un informe sobre el comercio de productos farmacéuticos falsificados a nivel mundial.

En él avisa de que la mayoría de los fármacos falsificados son antibióticos, medicamentos relacionados con el estilo de vida y analgésicos; además de para el cáncer, la diabetes, la malaria, el VIH, enfermedades cardiacas y anestésicos locales.

En 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha el Sistema Mundial de Vigilancia y Monitoreo. Gracias al este proyecto, se pueden conocer los datos de los productos subestándar y falsificados.

Actualmente, la venta de medicamentos sin control sanitario es más fácil debido al aumento de pequeños envíos postales, que dificultan la vigilancia de los agentes de aduanas. De hecho, entre 2014 y 2016, el 96 por ciento de las incautaciones aduaneras de fármacos falsificados se produjo en entregas por correo postal o mensajería urgente.

Siempre me dicen que “Cuando te empeñas… te empeñas”. Saltando obstáculos para luchar por lo que más quiero: ser una buena periodista. A pesar de los "peros" ajenos, que no son pocos, hay que ser tenaz siempre, hasta el final.

1 COMENTARIO

Deja un comentario