Varias costureras de la Sastrería Teatral de Madrid han puesto en marcha una iniciativa mediante la cual quieren fabricar mascarillas, aprovechando lo que mejor saben hacer.

Este grupo de mujeres está intentando ponerse en contacto con la Consejería de Sanidad para conocer si es viable la iniciativa, ya que conocen que esta idea ya se ha desarrollado en los pueblos de Elda y Petrer (Alicante).

Las costureras esperan que la respuesta sea afirmativa, conociendo así si es higiénica, factible y eficaz para aportar su granito de arena ante la situación que el Covid-19 está provocando en España.

Tras hablar con una de las costureras que están llevando a cabo la fabricación de mascarillas en Elda, han podido saber qué es lo necesario para hacerlo y cómo se haría. Las madrileñas suponen que si allí lo han hecho es porque ellas también lo van a poder hacer en la capital.

Todas tienen en sus casas la maquinaria necesaria para llevar a cabo el proceso, solo necesitan que se les suministre el material: tela quirúrgica y gomas.

Están generando un listado de quiénes participarían en la iniciativa, y creen que podrían llegar a ser más de cincuenta personas.

Otras costureras

En estos dos municipios se ha creado una cadena de trabajo desde los domicilios de sus habitantes, para dar solución a la falta de material que está suponiendo el coronavirus en los hospitales de la zona. En solo un fin de semana han logrado crear 3500 mascarillas.

A través de un grupo de WhatsApp y aprovechando el confinamiento que ha supuesto el estado de alarma en España, alrededor de cincuenta personas se han coordinado para la fabricación de las mascarillas.

El material para llevar a cabo la fabricación se ha proporcionado desde el Área de salud de la localidad.

En extremadura también se ha creado el grupo ‘Costureras de Extremadura’ que ya cuenta con voluntarias de localidades como Alange, Aljucén, Don Álvaro, La Zarza, Mérida y Villagonzalo, en la provincia de Badajoz.

Siempre me dicen que “Cuando te empeñas… te empeñas”. Saltando obstáculos para luchar por lo que más quiero: ser una buena periodista. A pesar de los "peros" ajenos, que no son pocos, hay que ser tenaz siempre, hasta el final.

1 COMENTARIO

Deja un comentario