La Unión Europea ha aprobado una modificación del reglamento del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) que va a permitir una mejor y más rápida utilización de sus recursos, para así poder hacer frente a las consecuencias socioeconómicas que la situación generada por la pandemia de la COVID-19 está teniendo en la pesca y la acuicultura.

Luis Planas, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha valorado la agilidad y rapidez de las instituciones comunitarias a la hora de tomar las decisiones que competen las medidas solicitadas por España. También ha recordado que el país ha trabajado intensamente con la Comisión Europea, Consejo y Parlamento Europeo para facilitar la inclusión de esas medidas.

España solicitaba que los mariscadores fuesen incluidos como posibles beneficiarios de las ayudas por paradas temporales provocadas por la pandemia; que las pérdidas económicas que esta situación está generando en las Islas Canarias tengan una compensación; y que se incluyesen las modificaciones en el reglamento para apoyar directamente a la acuicultura. Todas han sido aceptadas.

Planas ha asegurado que estas modificaciones son esenciales para mantener el sector pesquero y acuícola, ya que es una actividad económica fundamental para muchas familias españolas.

Principales medidas

  • Ayudas a las paradas temporales provocadas por la COVID-19. De estas ayudas se podrán beneficiar tanto la flota como los tripulantes y pescadores a pie, incluyendo a los mariscadores. Los requisitos de acceso a esta ayuda son los mismos que los que están actualmente en vigor; flexibilizando el acceso a la parada para buques, tripulantes y pescadores a pie cuyo tiempo de registro o embarque es inferior a dos años.
  • En la acuicultura se permite la compensación económica por las pérdidas originadas, ya sea por la suspensión temporal de la actividad, por la reducción de la producción y ventas o por los costes adicionales provocados por el almacenamiento de stocks en las empresas productoras.
  • Se incrementa la intensidad del apoyo a las Organizaciones de Productores. Hasta un máximo de un doce por ciento de la media anual del valor de la producción de los tres años anteriores.
  • Se reintroducen las ayudas al almacenamiento como medida de apoyo a los mercados. Además, se permitirá almacenar hasta el veinticinco por ciento del total de la producción comercializada; y el veinte por ciento del valor anual medio de la producción comercializada en los últimos dos años (2017-2019).
  • En las Islas Canarias (como caso específico en su condición de región ultra-periférica), se permitirá que se puedan compensar las pérdidas económicas que se produzcan como consecuencia de la COVID-19.
Siempre me dicen que “Cuando te empeñas… te empeñas”. Saltando obstáculos para luchar por lo que más quiero: ser una buena periodista. A pesar de los "peros" ajenos, que no son pocos, hay que ser tenaz siempre, hasta el final.

Deja un comentario