El Anteproyecto incluye agravantes nuevos y prevé que los delitos sexuales se juzguen en órganos especializados

El Consejo de Ministros ha impulsado este martes el inicio de la tramitación del Anteproyecto de la Ley Orgánica de Garantía de la Libertad Sexual, más conocida como la ley del ‘solo sí es sí’, que incluye la reforma de los delitos sexuales del Código Penal con el consentimiento como clave.

Esta ley pretende ser un referente internacional en materia de protección de las mujeres, principalmente por su carácter integral basado en la prevención, el acompañamiento y la reparación.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha declarado que la ley “amplía el foco” de los delitos recogidos en el Código Penal, de manera que se puedan perseguir todas las agresiones sexuales.

En este sentido, la ley supondrá un “cambio de paradigma”, según ha afirmado la titular de Igualdad en referencia a este anteproyecto que deberá pasar por la fase de informes e iniciar su trámite parlamentario en el Congreso, a expensas de sufrir aún modificaciones.

Estos son algunos de los contenidos del Anteproyecto:

– Consentimiento. Sí es sí. El consentimiento determinará si hay o no agresión sexual. «Se entenderá que no existe consentimiento cuando la víctima no haya manifestado libremente por actos exteriores concluyentes e inequívocos conforme las circunstancias concurrentes, la voluntad de la persona de participar en el acto».

– Los delitos sexuales, el matrimonio forzado y la trata con explotación sexual se considerarán violencia machista junto a la violencia de género.

– Desaparece la exigencia de demostrar si ha sido abuso, así como la intimidación y la violencia. Toda penetración sin consentimiento pasará a considerarse violación. Las penas por violación serán de 4 a 10 años; si se le suma una agravante, de 7 a 12, y si son dos, de 9 a 15 años.

-Las agravantes son: agresión grupal, trato degradante, daño grave o violencia extrema, víctima especialmente vulnerable, víctima que sea pareja o expareja del agresor, uso de armas o suministro de sustancias.

-Se crea el término de delito de acoso ocasional no reiterado. En referencia a las expresiones, comportamientos o proposiciones sexuales o sexistas que crean situación hostil, humillante o intimidatoria, sea en la vía pública o en bares, fiestas privadas, conciertos y establecimientos.

-Se pondrà en marcha una red de atención integral a las víctimas, con centros de crisis abiertos 24 horas y centros de recuperación de largo alcance, con asistencia jurídica, social y psicológica. No hará falta denuncia para que las víctimas puedan acceder a estos servicios de asistencia integral especializada.

-Habrá un teléfono de asistencia a víctimas análogo al 016.

-Serán juzgados especializados los que instruyan estos delitos, si bien aún se desconoce si serán los de violencia sobre la mujer quienes lo asuman, o se crearán otros nuevos.

-Suben las penas por acoso sexual en el ámbito laboral y docente y se especifica la inhabilitación.

-Se modificará la Ley de Extranjería, para que las víctimas de violencia sexual no puedan ser deportadas mientras se resuelve su caso, al igual que ocurre con la violencia de género.

-Las penas por agresión sexual se castigarán con entre uno y cuatro años de cárcel.

-Educación sexual en todas las etapas educativas.

-Cuando haya una sentencia condenatoria por matrimonio forzado se podrá acordar la nulidad del vínculo y regular el régimen de filiación y alimentos sin ir a un proceso civil.

-Se castigará la solicitud sexual de funcionarios a personas bajo custodia en centros penitenciarios, de menores y en los centros de internamiento de extranjeros (CIE).

-Elaboración de informes de investigación y de protocolos de detección en los ámbitos sanitario y educativo.

-Campañas de prevención y sensibilización en los ámbitos educativo, de medios de comunicación, publicitario, escolar, de la administración y castrense.

-Se pretende equiparar las indemnizaciones a las de víctimas de terrorismo.

Periodista multimedia especializado en Community Manager. Después de contar historias desde Pekín, disfruto de la comunicación en Cantabria y Madrid. Apasionado de la cooperación al desarrollo y los deportes.

Deja un comentario