Alcobendas reparte tabletas y material escolar a 189 alumnos

Con el objetivo de no dejar a nadie atrás, el Ayuntamiento de Alcobendas ha repartido material escolar a 189 familias cuya situación es más crítica.

0
58
Familia de Alcobendas
Familia de Alcobendas

Desde que se decretase el Estado de Alarma, miles de niños y niñas de Educación Infantil, Primaria y Secundaria han tenido que continuar con el curso académico de forma online, a pesar de que muchas familias no tienen acceso a esta opción por la situación crítica en la que viven. El Ayuntamiento de Alcobendas, Madrid, ha decidido repartir material escolar y tabletas para «no dejar a nadie atrás».

Han sido muchos los alumnos de Primaria a los que les ha resultado difícil seguir el curso al no poder acceder a las tareas y clases virtuales. Además, algunos tampoco contaban con los libros escolares y las fichas de trabajo.

Por ello, la concejalía de Educación, en colaboración con Seguridad Ciudadana, ha coordinado con los directores de algunos colegios de Alcobendas la entrega de materiales escolares a 189 familias cuya situación era más difícil.

Fruto de esta colaboración, el Ayuntamiento de Alcobendas ha entregado treinta tabletas, los libros del tercer trimestre a 118 estudiantes y los deberes fotocopiados a 41 alumnos.

Voluntario repartiendo una tableta

Este reparto se ha logrado gracias a la colaboración de Protección Civil, de un grupo de agentes tutores y algunos agentes de la ORA.

Para la concejala de Educación, Ana Sotos, «sin la colaboración de todas estas personas no habría sido posible. Desde aquí queremos agradecérselo a todos los implicados, sabiendo que Alcobendas es una ciudad educadora».

Desde el primer día, los colegios públicos de Alcobendas han trabajado para conseguir que todos los alumnos continuasen con su formación curricular. «Nos hemos esforzado a diario para que nadie se quede atrás y hemos movilizado todos los recursos disponibles para hacerles llegar elementos que mejoren su aprendizaje», asegura Sotos.

Mi madre nunca me lo ha confesado, pero yo estoy segura de que la primera palabra que pronuncié siendo bebé fue « ¿Por qué? » Años más tarde, en el colegio, los profesores me apodaron la niña de las tres preguntas y, desde entonces, tuve bastante claro que lo mío era la comunicación.

Deja un comentario